• Lord & Taylor se declaró en quiebra. Se une a una docena de retailers icónicos que han sucumbido a la bancarrota.

  • La compañía tiene entre 100 y 500 millones de dólares en activos y deudas.

  • La firma tiene alrededor de 40 tiendas en todo el país, muchas de ellas en centros comerciales.

Lord & Taylor es la cadena de tiendas departamentales más antigua de Estados Unidos y la última retailer que se declara en bancarrota. La firma se protege ante el Capítulo 11 ante la pandemia.

La firma tiene alrededor de 40 tiendas en todo el país, muchas de ellas en centros comerciales, mismas en las que sorprendió a sus clientes con letreros de cerrado este fin de semana. Se declaró este domingo en quiebra ante el Tribunal del Este de Virginia.

Recordemos que fue vendida a la compañía francesa de ropa de alquiler Le Tote Inc. el año pasado, por unos 100 millones de dólares. En ese momento, la compañía dijo que tenía entre 100 y 500 millones de dólares en activos y deudas.

Fue fundada en Nueva York en 1826, por lo que es una compañía de enorme tradición en la nación de las barras y las estrellas, pero eso no le garantiza la preferencia de las nuevas generaciones y clientes de alto nivel, por eso ha tenido que re declararse en bancarrota.

Te recomendamos:

Sus principales acreedores incluyen marcas conocidas como Polo Ralph Lauren (adeudado 3.5 millones de dólares), Michael Kors (adeudado 2.2 millones de dólares) y L’Oreal Lancome (1.2 millones de dólares). Sin embargo, no se rinde. En un anuncio en su sitio web, la compañía, dijo que estaba buscando un nuevo propietario.

Esta firma se une a una docena de minoristas icónicos que han sucumbido a la bancarrota. Los ejemplos más claros los dan Neiman Marcus y JC Penney, que se declararon en bancarrota también ante los estragos en los retailers frente a la pandemia y los cierres temporales de miles de tiendas.

“La pandemia de Coronavirus ha creado desafíos sin precedentes para nuestras familias, nuestros seres queridos, nuestras comunidades y nuestro país. Como resultado, la industria minorista estadounidense ha experimentado una nueva realidad profundamente diferente”, dijo en ese momento la CEO de JC Penney, Jill Soltau.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL