Diariamente miles de personas en todo el mundo pasan la noche en las frías banquetas o en bancas de los parques, por ello muchos gobiernos han emprendido acciones para ayudar a las personas sin hogar, sin embargo no siempre son suficientes y ahí es cuando las marcas entran con campañas de marketing social tal y como lo hizo el minorista costarricense Gollo.

De acuerdo con la consultora IBOPE en el 2013, Gollo invirtió en publicidad  4.79 millones de dólares, siendo la marca número nueve que más presupuesto destino en aquel país, sólo por debajo de América Móvil con 5.83 millones de dólares y Unilever con 10 millones de dólares.

Junto con la agencia McCann, este minorita decidió aprovechar las cajas de cartón en las que envuelve sus electrodomésticos y transformarlas en muebles como camas, mesas e incluso en lámparas que fueron donadas a un albergue que da refugio a cientos de homeless en Costa Rica.

Para ello cada cliente debía regresar cada caja que ya no ocupara para que así se le diera un uso especial y aunque esta campaña se realizó en el 2014, es un claro ejemplo de lo que pueden hacer los retailers por la sociedad que los rodea:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL