Hace pocos días se dio a conocer que, a partir del próximo 1 de enero de 2020, quedaría prohibido el uso de bolsas de plástico de un solo uso en establecimientos comerciales de la Ciudad de México, como autoservicios o tiendas de conveniencia, entre otros.

Si bien esta medida responde a una modificación en la Ley de Residuos Sólidos de la capital del país, misma que ya ha sido aprobada, y cuenta con el apoyo de algunos retailers, no ha sido una acción bien recibida por empresas que se dedican a la fabricación de estas bolsas.

La Asociación Nacional de Industrias de Plástico (ANIPAC), señaló que la eliminación total del la utilización de bolsas de plástico de un solo uso, lejos de beneficiar podría perjudicar al medio ambiente, dado que no habría una manera de separar correctamente la basura, además de que la compra de bolsas compostables no es una opción para todos los consumidores, dado que tienen un costo mayor.

Te recomendamos: Cero bolsas de plástico en la CDMX, a partir de enero de 2020.

Aunado a esto, el titular de la ANIPAC, Aldimir Torres Arenas, dijo que la creación de bolsas ecológicas también requiere de un consumo de recursos naturales, proceso del que también se desprenden gases contaminantes, algo que, en consecuencia, afecta también al medio ambiente.

De igual forma, el titular exigió al Gobierno de la CDMX a que se den a conocer los cambios al reglamento que regirá la Ley de Residuos de la capital del país, esto con el propósito de conocerlo a detalle y saber cómo se llevará cabo la sustitución, entre otros temas.

Afirmó que más del 95 por ciento de los mexicanos utiliza dichas bolsas como un producto auxiliar para realizar la separación de residuos, por lo que su prohibición afectaría este procedimiento.

Materiales que no deben pasar inadvertidos

A pesar de que las bolsas de plástico de un solo uso representan un problema mundial, dado que llegan a utilizarse hasta 500 billones de piezas, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), de las cuales solo el 1 por ciento se devuelven para reciclaje, de acuerdo con Waste Management, existen otros materiales que también merecen la atención de las autoridades, empresas, organizaciones y sociedad civil.

Datos de Greenpeace México señalan que aproximadamente se generan 103,000 toneladas de residuos sólidos en el país anualmente, sin dejar de mencionar que de los 3.2 millones de toneladas de vidrio que se producen, solo un 13 por ciento se recicla, materia prima que también requiere de un tratamiento adecuado y rápido, más cuando la Asociación Mexicana de Envasado y Embalaje (AMEE) reveló que el vidrio es el tercer material más usado para la fabricación de empaques en el país.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL