Por primera vez en la historia de México un candidato independiente gana las elecciones a una gubernatura, aunque el resultado aún es preliminar los conteos rápidos apuntan a la victoria de Jaime Heliodoro Rodríguez, mejor conocido como El Bronco, quien declaró que Facebook fue pieza fundamental en su campaña.

Notas relacionadas:
Marketing político, ¿cómo hacerle frente a una crisis?
Redes sociales, aliadas poderosas del Marketing Político
Marketing político fallido, no sólo en México pasa

Según el conteo rápido realizado por Consulta Mitofsky, El Bronco, obtuvo el 45% de los votos en Nuevo León, por lo que hoy puede declararse ganador virtual en esta contienda en la que dejó atrás a Ivonne Álvarez candidata del PRI y a Felipe Cantú del PAN.

Clave de su éxito fue que el candidato ciudadano apostó por llevar su campaña más lejos de los medios tradicionales y más cercano a los medios below the line, en donde las redes sociales jugaron un papel primordial.

Y es que, como es natural, las redes sociales son un canal cercano para la gente. Al igual que los perfiles exitosos de marca, El Bronco logró engagement y conectar con el electorado porque les habló en su idioma, aunque su escritura no es perfecta en ninguno de sus perfiles, eso parece no importarles a los más de 98 mil seguidores en Twitter y 596, 804 de fans en Facebook que sienten la cercanía cada vez que Jaime Rodríguez se dirige a ellos como “raza”, una palabra característica de los habitantes del norte del país.

Jaime Rodríguez, el bronco

Pero además de esto, lo que hizo que el electorado se sintiera escuchado fue que El Bronco dio respuesta personal a los comentarios de sus seguidores y subió los videos de mitines organizados en su honor.

Quizá ese fue el secreto de la simpatía que generó entre los habitantes de Nuevo León, que cabe mencionar, no hicieron comentarios negativos en sus perfiles, pese a no apoyar su campaña independiente.

El ex priista ahora tendrá el reto de continuar posicionado con la imagen positiva que lo llevó a ganar la contienda a gobernador de uno de los estados más importantes de México, además de gobernar sin el respaldo de un partido.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL