Una buena manera de maximizar el posicionamiento de una marca y estar en la mente del target es mediante el trabajo conjunto con un influencer.

Se trata de una persona que, a diferencia de un atleta profesional o celebridad, genera contenido relevante para sus seguidores, se mantiene en comunicación constante con ellos, hace recomendaciones y son vistos como ejemplos a seguir, además de motivar una cercanía con los usuarios.

Un deportista profesional o algún personaje de la farándula, también puede concebirse como un influenciador, dado que tiene un número se seguidores importante y también es un modelo a imitar por miles de personas. Sin embargo, no son responsables de generar contenido propio, siendo las marcas las encargadas de crearlo. Por el contrario, una mujer u hombre como nosotros, que sí difunde contenido original y gracias a el y su estilo de vida fomenta la interacción, es en muchas ocasiones más valioso para una marca.

Algunas de las principales ventajas que una empresa tiene al trabajar con un influencer son:

  • Mantiene una interacción constante con los usuarios, y es ella o el quien se comunica directamente son sus seguidores.
  • Son creadores de contenido original, lo que favorece la atención de usuarios.
  • Tienen un enfoque más de nicho, generando mayor impacto entre sus seguidores gracias al conocimiento basto que tienen sobre cierto tema.

Puntos a considerar antes de elegir un influencer

Según datos de Statisa, 92 por ciento de los expertos en marketing en el mundo aseguran que una de las metas principales al trabajar con influencers es elevar el brand awareness de su marca. 

Adicional a este dato, Alejandro Obregón, gerente de mercadotecnia de Pro Sports Marketing señaló que 86 por ciento de las marcas en el mundo invirtieron en estrategias que incluían la participación de influencers, y cerca del 70 por ciento de ellas planea seguir con este tipo de marketing.

Para que el tiempo y capital invertido sean realmente aprovechados y la empresa reciba los beneficios esperados, es necesario que tome en cuenta los siguientes 5 puntos para elegir al influencer correcto.

Conoce a su audiencia

Toda marca debe darse a la tarea de averiguar el tipo de usuarios que siguen al influencer y así saber si es el adecuado.

Verifica si genera conversación y cómo se da

Después de conocer a la audiencia, es preciso que el siguiente paso se enfoque en saber si este influencer mantiene conversación activa con sus seguidores, sin perder de vista la manera en que esta se lleva a cabo.

Frecuencia con la que interactúa con su audiencia

Se refiere al tiempo que suele dedicar la persona o influencer a contestar comentarios, mensajes o dudas que el usuario hace sobre su contenido. Esto le ayudará a la marca para saber si la marca será promovida de forma correcta.

Revisa cómo es la interacción con sus seguidores

Cada empresa, antes de tomar una decisión sobre si trabajar con el o ella, aun después de revisar los puntos anteriores, debe atender la manera en cómo ese influencer mantiene la interacción en redes sociales, es decir, si responde de forma oportuna, el tono que utiliza al contestar, si hay retroalimentación, entre otras maneras de interacción.

Apasionado por la marca

Sin duda uno de los puntos y requisitos más importantes para hacer la selección. El hombre o mujer que se elija debe tener un gusto especial por la marca, sentirse parte de ella e identificarse con sus valores, lo que dará como resultado una promoción efectiva, creíble, que al final del día se traducirá en más clientes y fieles seguidores de la marca.