Los pagos móviles son una forma de pago cada día más frecuente en México y el resto del mundo, dado el auge del comercio electrónico.

De acuerdo con datos del Estudio de Comercio Electrónico 2017, realizado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) y la Asociación de Internet, durante ese año las transacciones mediante dispositivos móviles incrementaron, ya que mientras en 2016 la cifra reportada fue de 78 por ciento, en 2017 se elevó hasta 86 por ciento, es decir, que 7 de 8 compradores en línea pagaron usando aplicaciones en sus dispositivos móviles.

Y es que este tipo de tecnología portátil, en especial el smartphone (95.9 millones de teléfonos inteligentes en México hasta junio de 2017, según The Competitive Intelligence Unit), es el dispositivo por excelencia para realizar búsqueda de información, hacer compras y transacciones o pagos, realidad que no ha pasado desapercibida para muchas empresas que desean tener mayor presencia de marca, mejor posicionamiento entre su competencia, pero sobre todo mantener la preferencia de su target y atraer a clientes potenciales.

¿Qué hace de este servicio una estrategia de marketing directo?

El día de ayer Samsung, en alianza con Visa y usando tecnología contactless, lanzó su nuevo servicio Samsung Pay, con el cual los usuarios de equipos Galaxy podrán hacer pagos móviles, sin necesidad de tarjetas físicas, disponible en un gran porcentaje de establecimientos en México.

Con este servicio, Samsung ofrece la posibilidad de realizar pagos sin contratiempos, seguros y disponibles en gran parte de establecimientos de todo el país, además de estar disponibles para clientes de instituciones bancarias como Banorte, Banregio, CitiBanamex, HSBC y Santander.

Este nuevo servicio, además de impulsar el comercio electrónico móvil, también es parte de una campaña de marketing directo que Samsung y Visa tienen.

El hecho de hacer un pago móvil, mediante este servicio, le permite a las marcas involucradas tener datos de contacto del cliente actualizados, desde el nombre y correo electrónico, hasta el monto de cada pago, así como la frecuencia de transacciones, tipo de compra y establecimientos donde suele gastar, datos que se pueden transformar en big dat para las marcas.

A las instituciones financieras les permite tener más datos de clientes potenciales y con esto diseñar también estrategias para brindarles servicios que se adecuen a sus necesidades.

Tener un smartphone mediante el cual se hagan pagos móviles, también permite que las marcas puedan hacer llegar promociones y contenido relevante para el cliente, dado que al tener su número celular se les puede enviar SMS o una llamada, a través del call center de cada empresa que participa en este servicio.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL