A fin de mostrar datos reales que ayuden a tomar una decisión de compra mucho más conveniente, la presidenta del Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícola (Comepesca), Citlali Gómez Lepe, sugirió una actualización de las etiquetas de empaques de atún.

Dicha petición surgió luego de que la semana pasada la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) analizara 57 marcas de atún, y se percatara de que 18 de ellas tienen soya como parte de su contenido, sin que en su packaging se especifique en qué porcentaje.

Luego de darse a conocer este resultado, la Comepesca ha recomendado una actualización de la información nutrimental que contiene el packaging de marcas de atún, ya que hasta el momento las empresas no están obligadas a comunicar ciertos datos que deberían conocer los consumidores, por lo que también sugirió una actualización para otros productos que conforman la canasta básica.

La titular de este consejo dijo que todo consumidor debe tener plena seguridad sobre los alimentos que adquiere, de ahí la importancia de hacer modificaciones a la ley para que los fabricantes ofrezcan datos nutricionales reales.

A pesar de que la soya encontrada en varios empaques de atún está relacionada con alguna afectación a la salud, la Comepesca refiere que es necesario que el cliente sepa qué va a consumir.

Cabe decir que a inicios de septiembre de 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó la posibilidad de cambiar el etiquetado en packaging de alimentos y bebidas en México, esto luego de que la organización civil El Poder del Consumidor interpusiera un amparo en 2016, en el cual exponía que la información disponible en las etiquetas de latas, envases y botellas de alimentos y bebidas no era del todo inteligible, además de engañosa.

Etiquetado de empaques de alimentos en México es ineficiente

Simón Barquera Cervera, doctor, investigador y director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (Cinys), comentó que el hecho de que muchas etiquetas de productos no tengan datos sobre el porcentaje calórico, así como de sodio y grasas saturadas en la parte frontal, contribuye a tomar malas desiciones sobre los productos a adquirir, ya que de saberlo podrían elegir otras opciones menos dañinas para su salud.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL