De acuerdo con el Estudio de consumo en retail 2019 del Departamento de Investigación de InformaBTL, la asistencia de un promotor es uno de los factores que influyen en el consumidor durante su proceso de compra de un producto. Más allá de una activación, el acomodo del anaquel o la entrega de un producto promocional.

Actualmente, alimentos, productos para el cuidado personal y bebidas no alcohólicas so las categorías que hacen mayor uso de la actividad de promotoría, principalmente en tiendas de autoservicio, clubes de precio, centros comerciales y departamentales.

Sin embargo, si hacemos un resumen de las principales tendencias que hemos visto en el último año en temas de promotoría, nos percatamos que esta actividad gira alrededor de la entrega de una experiencia para obtener una respuesta inmediata del consumidor, visto que la promotoría, entre otros objetivos de negocio, tiene como propósito generar la venta a corto plazo.

Respecto a las tendencias en promotoría, Carolina Ibarra, gerente de mercadotecnia de Human Retail, en entrevista, dijo que a pesar el canal digital ha ganado terreno, la venta física (cara a cara) sigue siendo un tema cultural en nuestro país y el consumidor exige una experiencia de calidad y servicio de esta manera, por lo cual siguiente la tendencia de agregar valor al punto de venta, a través de un enfoque en el perfil de la promotoría y la capacitación constante del elemento.

En tanto, Gustavo Baturoni, director general de Payroling, en entrevista, consideró la implementación de tecnologías digitales, especialmente para conectar con las nuevas generaciones, que son muy empáticas y abiertas a cambiar sus tendencias de consumo. Además, aseguró que los esfuerzos de promotoría continúan siendo eficientes, ya que la asistencia personal es lo que más valora el consumidor.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL