Para las marcas, que un consumidor los recuerde y esto los lleve a adquirir sus bienes o servicios, es uno de los grandes objetivos que hoy en día prevalecen. En este sentido, los artículos promocionales se convierten en una acción de marketing ideal.

Aun cuando se trata de un souvenir o un producto que regularmente las empresas entregan a sus clientes, a manera de agradecimiento, actualmente estos artículos han cobrado mayor relevancia entre el público, pues hay personas que no solo los reciben con gusto y los usan, sino que además los conservan por tiempo indefinido, transformándose muchos de ellos en objetos de deseo y de colección que el cliente ahora busca tener.

Te sugerimos: Estas son 5 tendencias en artículos promocionales este 2019.

Datos publicados por la Asociación Mexicana de Profesionales de la Promoción (AMPPRO) y el Departamento de Investigación de InformaBTL, indican que en 2018 el valor de mercado de la industria de promocionales en México alcanzó los 27,840 millones de pesos, siendo la categoría de bebidas la que más ventas reportó ese año.

¿Por qué el consumidor conserva un promocional?

Además de favorecer la recordación de marca, incentivar una compra y resultar funcional para el consumidor, varios de estos artículos han dejado de ser simples obsequios, para convertirse en objetos deseados y de colección para muchas personas. Pero, ¿qué influye para que los promocionales sean apreciados por el target, y además le otorgue a la marca beneficios como los antes mencionados?

Arturo Granados, head of Marketing en Heartland Products Group México dijo en entrevista exclusiva para InformaBTL que, adicional a una buena fabricación y calidad del promocional, éste debe comunicar efectivamente los valores de la marca para que el consumidor se sienta identificado con ella y con ello tome la decisión de quedarse con él.

Comentó que parte del éxito que han tenido estos productos y que los ha mantenido en el gusto del público es su reinvención, es decir, que hoy en día las empresas ya no solo se ocupan de brindar promocionales funcionales, sino que además buscan que los materiales de fabricación sean sustentables, que la calidad en el diseño se mantenga, sin sacrificar la usabilidad, aunado a la personalización como un valor agregado que permite que el cliente se sienta especial y miembro importante de la marca.

Sumado al valor de mercado de los artículos promocionales, dicho departamento también reveló que, en 2019, un 56.9 por ciento de los consumidores mexicanos sí ha sido influenciado por un promocional, pues luego de recibirlo han adquirido un bien o servicio de la marca en cuestión.

Puedes leer: ¿Qué demanda hoy un consumidor en un artículo promocional?

En cuanto a la mecánica para hacerse de promocionales, la compra de producto se mantiene como las más recurrente (78.9%), seguida de promociones en punto de venta (51.6%) y concursos (19.5%).

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL