Uno de los principales trabajos a los que se enfrentan todas las marcas es mantenerse en la mente del consumidor, pero no sólo eso, sino también persuadirlo para permanecer en sus preferencias y, una vez que están frente al anaquel, seleccionen nuestro producto en lugar que el de la competencia. ¿Cómo se puede lograr esto? A través de la promoción de marca, la cual, igual que muchas otras acciones de marketing, se enfrenta a una serie de retos importantes que hay que tener presentes al momento de su implementación, algunos de los cuales mencionamos en las siguientes líneas.

Uno de los principales retos a los que se enfrenta la promoción de marca en la actualidad es la creciente competencia que surge todos los días. Esto implica también un incremento en la información promocional a la que está expuesta todos los días.

Lo anterior, a su vez, deriva en otro reto para hacer una adecuada promoción de marca: al existir tantas opciones y al cada día agregarse otras nuevas, se vuelve cada vez más complicado persuadir al consumidor e incluso mantenerlo fiel a una firma. Si algo no le convence, la cambiará por otra sin ningún miramiento.

Respecto al consumidor, hay otro reto que las firmas deben tener muy presente al trabajar en su promoción de marca. Ya no basta definir al cliente con un target en el que se considere demografía, rango de edad, nivel socioeconómico y de estudios, sino que hay que ir un paso adelante. Es conveniente profundizar en los gustos, preferencias y pasiones de la gente para entablar una comunicación mucho más efectiva, que a su vez también sea más persuasiva

En todo caso, es necesario que las compañías trabajen en una estrategia de promoción integral, que aborde aspectos como la activación, las relaciones públicas, el branding y el marketing directo para que sea más efectiva.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL