La regla del 5

347

—Es que quizá me han criado en un ambiente muy liberal.—Me escribe Antía en el chat de Instagram. 

—Pero con quién te metas en la cama no te hace mejor o peor.—Suscribe y reafirma su mensaje anterior en el chat. 

—¿Cómo?—Le pregunto para actuar como el que no entiendo en la misma conversación digital. Me encanta hacerme el tonto. 

—¡Que no me pronuncio porque no le veo el problema! Si hoy ella quiere estar con una chica y no con un chico porque surgió algo amoroso, pues bien por ellas y su amor lésbico.—Me contesta ya con desesperación y mala leche. 

—¡Ah! Pero la sexualidad,  ¿es cultura no?—insisto para desesperar más. 

—Sí además lo aprovechan para un tema laboral, de paso, mejor—Conversa, intentando ser más paciente. 

—Es que no sabemos si su amor es real o un espejismo digital de promoción… eso me hace perderme.—Sigo actuando como aletargado mental. 

—¡Usa la regla del 5!—Se vuelve a desesperar. 

—¿Eso será importante en 5 días? ¿En 5 meses? o ¿En 5 años?—Me ilumina con su conversación. 

—La importancia de que sea marketing a que sea amor, es cero importante, es comidilla de prensa.—Explica con firmeza. 

—Llevan un año así…—Insisto necio y con torpeza por el chat. 

Antía ya ni me contesta. Ya ni pierde el tiempo en contestarme y no le importa dejarme en leído. Es una mezcla entre apatía de seguirme el juego, falta de tiempo, prisa o apuro o desesperación. Y la entiendo, Antía es la mejor micro influencer que conozco. De las personas digitales más sabias que conozco. Con la mala leche que tienen los gallegos, pero con la lealtad de la amistad eterna que acostumbran. Aunque Brigantina, ahora trabaja en Perú en una agencia que apoya a una marca muy grande de consumo. Por lo mismo no tiene tiempo para chismes ni chorradas digitales que a mí me encantan y me obsesionan. Y aunque nunca me volvió a contestar sobre el tema. Me dejó pensando en algo importante para todos nosotros, ¿qué de las muchas cosas que le damos una suma importancia y que están pasando en el mundo social, digital y cultural tienen una validez y circulación en el feed offline y online de nuestro entorno y circunstancia de más o de menos de 5 días, 5 meses o 5 años? Con seguridad muchas duran menos que esos periodos y sólo las que son verdaderamente transcendentales para nuestras vidas y negocios duran más y tienen una verdadera importancia. Nos preocupamos demasiado por cosas sin sentido, ni contenido. Por lo que es muy efímero, lo apocado y lo que no es relevante. Vivimos preocupados por contenido en nuestras vidas y negocios que es basura temporal. Que no dura ni durará nada. Qué poca cosa somos. 

Preocupémonos y ocupémonos por lo verdaderamente importante en los negocios y en la vida artesanal. En cuanto a la comunicación y la estrategia de difundir los mensajes clave de las marcas es clave entender que no debemos de asustarnos de mas por los fenómenos de fluidos de conversaciones a favor o en contra de nuestra marca si es que son muy efímeros. Debemos de contener y trabajar en lo que es relevante más allá de 5 días y darle verdadera relevancia conforme se incremente su duración en el periodo de tiempo. Enfoquémonos y angustiémonos por las cosas verdaderamente importantes en el periodo de tiempo del número 5. Está de más hacer algo que no se enfoque a esos periodos. Además, vivimos en tiempos podmodernos en donde los tiempos son relativos y la verdadera sustancia es escasa. No pierdan su tiempo. Cuando ataquen los retos de la vida y del negocio, lancemos estas 3 preguntas de 5 ¿Es importante en 5 días, 5 meses o 5años? Si no lo es así, no vale la pena invertirle más tiempo y mucho menos vida. Se acabó. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorInclusión financiera, prioridad para el crecimiento del e-commerce en México
Artículo siguientePromoción de marca, ¿cuáles son los principales retos?
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.