El Buen Fin fue una campaña promocional impulsada por el Gobierno y el sector privado con el propósito de impulsar el consumo en una de las épocas marcadas por la desaceleración económica del país, así como el crecimiento del comercio electrónico.

De acuerdo con la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servitur), la novena edición del Buen Fin rebasó la meta de ventas en un 5 por ciento, ya que se alcanzó un 20 por ciento más de participantes respecto al año anterior, además de una derrama económica de 118 mil millones de pesos. Cabe señalar que participaron 69 mil 466 empresas con 116 mil 132 establecimientos en 2018.

Este año, el Buen Fin fue un poco distinto debido a que Walmart se adelantó a esta temporada con su campaña “El Fin Irresistible”, según un reporte de El Universal, la compañía está “contenta” por la preferencia de los clientes y socios, y se prevé que esta campaña impulse los resultados de ventas en Walmart.

Sin embargo, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó que durante el Buen Fin recibió 661 quedas, de las cuales concilió 584, es decir, un 88.4 por ciento del total, con lo que recuperó a favor de los consumidores un monto de 2 millones 230 mil 074 pesos, pero además Walmart se colocó como la marca con más reclamaciones.

De acuerdo con Surit Romero, subprocuradora de servicios de Profeco, Walmart fue una de las tiendas que durante esta temporada de campañas promocionales, por quinto año consecutivo, obtuvo el primer lugar en reclamaciones, alcanzando el 28 por ciento del total de las reclamaciones ante la procuraduría.

El operativo realizado por la Profeco con motivo al Buen Fin reveló que las empresas con el mayor número de reclamaciones fueron las siguientes:

  • Grupo Walmart – 28%
  • Liverpool – 7%
  • Soriana – 6%
  • Elektra – 5%

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL