Luego de que se diera a conocer que Facebook, una de las compañías tecnológicas más importantes de los últimos años, fue acusada de manipular los datos de 50 millones de usuarios de Facebook para influir con mensajes personalizadas durante la campaña electoral de Donald Trump, la protección de los datos personales se ha vuelto más relevante para los consumidores.

Especialistas señalan que la protección de la información personal es, en la actualidad, uno de los elementos más valiosos que tiene cada persona en su identidad digital.

De acuerdo con el estudio “Actitudes de los consumidores sobre la privacidad – Argentina” realizado por Foresight Factory, 51 por ciento en los 10 mercados de cuatro continentes encuestados son “pragmáticos”, es decir, que decidirán si comparten su información personal dependiendo de los beneficios que se otorguen.

En suma, la confianza es clave a la hora de compartir. Según la fuente, 40 por ciento de los consumidores califican tanto la confianza en la organización como la recepción de productos/servicios gratis entre los tres criterios que más facilitarían su intercambio de información personal con empresas.

Barreras en el comercio electrónico

La protección de los datos personales también es una de las principales barreras del desarrollo del comercio electrónico en nuestro país. Según la AMVO, las barreras que prevalecen son: la preferencia por la experiencia de compra online, la desconfianza al adquirir vía online, los métodos de pago complicados, y el desconocimiento de la oferta en línea.

Cabe señalar que por esos motivos, la Asociación Mexicana de Venta Online, lanzó la campaña “Da el clic”, con la finalidad de eliminar los rumores alrededor de las compras por Internet.

De acuerdo con la AMVO, comprar en Internet es tan seguro como hacerlo en cualquier tienda física, ya que existen leyes que protegen al consumidor online.

Actualmente, el comercio electrónico tiene un valor de 329.85 mil millones de pesos.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL