Reino Unido.- En mayo pasado el gobierno de Londres recibió una demanda por la implementación de una campaña considerada como discriminatoria hacia los inmigrantes. La acción consistió en colocar “anuncios sobre ruedas” que circulaban en varios distritos de la ciudad invitando a los inmigrantes a abandonar el país por voluntad y evitar ir a la cárcel.

Más artículos sobre MediosBTL:
Divertidas ilustraciones promocionan caramelos para la garganta,
3 sugestivos carteles sobre la ciencia en el sexo

El mensaje fue aprobado por el Ministerio de Inmigración y decía: “¿Ilegalmente en Reino Unido? Váyase a casa o enfrente un arresto, podemos ayudarle a regresar a casa voluntariamente, sin temor al arresto o la detención”. Además contaba con un contador que reportaba el número de arrestos locales.

El Estado dispuso de un servicio en el que los inmigrantes podían enviar un menaje con la palabra “HOME” al 78070 para asesoría gratuita y asistencia con los documentos de viaje. El ministro de inmigración, Mark Harper, considera que es una medida efectiva para los indocumentados, al ofrecerles una alternativa a la repatriación.

Pero por otro lado, Sarah Teather, exministra del Gobierno Británico señala que la finalidad de esta campaña es intimidar a los inmigrantes; por su parte Aslam Choudry, Alcalde del municipio de Brent, afirma que este tipo de campañas impulsará la agresión de los nativos hacia los inmigrantes.

La Comisión Europea presentó la demanda tras considerar como injustas las pruebas que se implementan para determinar si un inmigrante europeo puede cobrar subsidios públicos en ese país.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL