En un mercado cada vez más saturado y competitivo, las marcas dependen mucho de la confianza que el consumidor ponga en ella para poder sobrevivir, ante ello es esencial la paciencia y una dosis de responsabilidad.

La consultora estadounidense C Space dio a conocer un interesante estudio que profundiza en los aspectos que más preocupan al consumidor actual.

Según Alan Moskowitz, director de C Space, “en el mercado actual, los consumidores dedican cada vez  más tiempo a elegir los productos que quieren comprar y las marcas que más se ajustan a sus preferencias”.

En el último año, los hábitos de consumo del 42% de consumidores estadounidenses han cambiado. Pero esto no implica necesariamente que confíen más en los alimentos que se llevan a casa. Solo el 2% de ellos confiesa confiar ciegamente en los productos de sus marcas favoritas.

En este sentido, el packaging juega un importante papel. Se trata de una de las mejores herramientas que las marcas tienen a su disposición para lograr adaptarse al constante cambio en las necesidades y deseos de sus clientes. La clave del éxito en este ámbito es diseñar para gustarpara diferenciarse de los competidores y para tener más clientes.

En la comida seguramente es uno de los mercados más reñidos, por ello te dejamos algunos ejemplos de packaging  creativo:

 

Imagen6

 

Imagen12

 

Imagen5

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL