Nos enamoramos de los productos como de las personas, por los sentidos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Los hombres nos enamoramos por la vista y el tacto, mientras que las mujeres lo hacen por el oído y el olfato. Sin embargo en el proceso de seducción casi siempre están involucrados los cinco sentidos.

Los hombres nos enamoramos por la vista y el tacto, mientras que las mujeres lo hacen por el oído y el olfato. Sin embargo en el proceso de seducción casi siempre están involucrados los cinco sentidos. Lo mismo pasa cuando nos enganchamos con una marca o producto, no es tan diferente a la seducción entre personas. A mayor número de sentidos involucrados, mayor el enamoramiento.

Más artículos de Pablo Mercado:
Compramos porque tocamos
Olviden los aburridos vuelos de avión

Vista

El primer contacto que se tiene es el visual. Es cierto, de la vista nace el amor. Estamos acostumbrados a sobre poner la vista sobre el resto de los sentidos. A todos nos ha pasado alguna vez que al entrar a un lugar sentimos que nuestra mirada es atraída como un imán hacia una persona. Esto es lo que pasa en las tiendas y supermercados, el producto cuenta con milésimas de segundos para llamar la atención de los clientes. Los productos mejor ubicados y con empaques más llamativos son los que atrapan nuestra mirada.

Oído

Una vez que alguien ya nos conquistó por la vista, nos interesa saber que es lo que tiene que decir. Nos interesa conocer sus atributos y características. En el caso de los productos se refiere a la información de la etiqueta o la información que nos proporciona el vendedor, un flyer, folleto o un spot en la tele o radio.

Tacto

Ya casi mordemos el anzuelo. La etapa siguiente es sentir o tocar. Esto puede ser un rose mínimo en la mano o en el hombro de la persona. En marketing es cuando tomamos el producto en nuestras manos para analizar las características no perceptibles a simple vista. Tales como el peso, temperatura, tamaño y ergonomía.

Olfato

Una de las etapas mas importantes. Nos encanta oler el perfume de las personas. Se dice que en esta etapa están involucradas la mayor cantidad de emociones y recuerdos. Las marcas más poderosas están incluyendo un aroma en sus productos.

Gusto

La etapa que culmina con el enamoramiento o ligue. En el caso de las personas es cuando consigues el beso o algo adicional. En el caso de los productos es cuando compras, pruebas y/o consumes el producto.

Si la persona cumple tus expectativas te enamoras, si el producto cumple tus expectativas se convierte en una Lovemark.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.