Compramos porque tocamos

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El tacto es una herramienta extraordinaria, podemos dejar de ver o escuchar, pero no podemos dejar de sentir. Existen investigaciones acerca de este sentido que nos ayudan un poco a entender el por qué es necesario que le prestemos más atención al tacto.

El tacto es una herramienta extraordinaria, podemos dejar de ver o escuchar, pero no podemos dejar de sentir. Existen investigaciones acerca de este sentido que nos ayudan un poco a entender el por qué es necesario que le prestemos más atención al tacto al momento de desarrollar productos, material POP, impresos y hasta tiendas.

Más artículos de Pablo Mercado:
Olviden los aburridos vuelos de avión
Trucos de marketing olfativo que usan las marcas

Un estudio en 2006 en el “Journal of Marketing” enfocado a organizaciones caritativas, reveló que el hacer un flyer o folleto más agradable al tacto puede incrementar las oportunidades de recibir donaciones.

Otro estudio realizado en dos restaurantes de Oxford, Mississippi reveló que las camareras que tocan ligera y discretamente a los clientes en la mano o en el hombro reciben mejores propinas.

Por su parte, en Boston, una investigadora deja dinero en una cabina telefónica y regresa cuando ve que el siguiente usuario se ha echado el dinero al bolsillo; Si la investigadora toca a la persona cuando pregunta si vieron el dinero que olvido, aunque la toque de un modo casi imperceptible, la probabilidad de que le sea devuelto el dinero sube de un 63 a un 96%.

Martín Lindstrom descubrió gracias al Neuromarketing que a las personas no nos gusta comprar productos que han sido tocados antes por alguien más. El mejor ejemplo son las revistas. Casi siempre preferimos tomar la revista de atrás para ojearla antes de la compra. Lo que no nos ponemos a analizar es que todos hacen lo mismo, de tal forma que siempre tomamos la revista que ya ha sido ojeada o tocada.

Otros estudios han revelado que el tacto de una taza afecta el sabor de la bebida dentro de la misma.

La verdad es que el estudio del tacto en el campo del marketing se encuentra en pañales. Sin embargo es bien sabido que la forma en que se siente un producto afecta el valor percibido. Por ejemplo, entre más pese un control remoto o un reloj mayor calidad se le atribuye.

El tacto es tan importante que muchas veces cuando no se puede sentir un producto, el cliente se siente frustrado y pierde confianza. Y por lo tanto no realiza la compra.

Queremos ver, oler, probar, escuchar, pero sobre todo queremos tocar lo que compramos.

Recomendación del día

Populares

Únete a InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de InformaBTL

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.