Este año la industria BTL estuvo marcada por fechas que motivaron a los consumidores a visitar las tiendas físicas. A principios del año, los mexicanos gastaron en promedio de $500 a $900 pesos en el Día de la Madre, de acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL.

El lugar de preferencia por los mexicanos para comprar prendas de vestir, flores, joyería, entre otros, fueron las tiendas departamentales, con una preferencia del 53 por ciento, cifra superior a la de los supermercados (12.90 por ciento) y también a la realizada durante las compras del Día del Padre (51.2 por cinto). Cabe señalar que, las marcas destinaron 5 mil 470 millones de pesos a estrategias BTL en el punto de venta durante 2016.

Sin duda, el punto de venta físico sigue siendo muy valioso para que las marcas lleven a cabo estrategias BTL como promociones, sampling y activaciones. Sin embargo, a pesar de que la temporada de las Días de las MAdres, Semana Santa, el verano, el regreso a clases y El Buen Fin, la temporada navideña es una de las mejores épocas del año para realizar en puntos de venta labor de promotoría.

De acuerdo con la Radiografía de la Promotoría en México 2017 realizada por el Departamento de Investigación de InformaBTL, la Navidad es la mejor temporada para este tipo de estrategias, ya que los promotores llegan a influir en el cambio de decisión de compra hasta en un 10 por ciento.

Según el estudio del Departamento de Investigación de InformaBTL, los puntos de venta donde se hace una mayor labor de promotoría son en supermercados (57.1 por ciento), clubes de precio (28.6 por ciento) y las tiendas departamentales (11.2 por ciento).

Sin embargo, para que un promotor realice una buena función debe contar con las siguientes características: capacidad de negociación, facilidad de palabra, orientado al servicio y sensibilidad a lineamientos para poder establecer una buena comunicación con el consumidor y, a la vez, llegar a los resultados de la marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL