El ambush marketing es una de las estrategias que se realizan de manera muy sutil. Pero en la ejecución el resultado puede no ser el más esperado.

Durante la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, las Selecciones de Inglaterra y Uruguay infringieron el reglamento de marketing y medios de comunicación del Mundial.

De acuerdo con el organismo rector de la FIFA, varios miembros de la selección de Inglaterra divulgaron una marca comercial no autorizada en su equipamiento deportivo antes y durante el partido de cuartos de final de la Copa del Mundo entre Suecia e Inglaterra.

También, Uruguay recibió la multa por una infracción similar y por haber llegado tarde a uno de sus partidos. Un miembro de la selección uruguaya mostró marcas comerciales no autorizadas en su equipamiento deportivo durante el partido de cuartos de final entre Uruguay y Francia, informó la FIFA.

La Selección de Inglaterra fue multada con 70 mil francos suizos, mientras que Uruguay pagó 50 mil francos suizos.

De acuerdo con información de la FIFA, los patrocinadores de la Copa Mundial de la FIFA poseen derechos exclusivos y que pueden disfrutar de una asociación significativa de su marca, así como el uso de valores mercadotécnicos privilegiados y la difusión mediática, además de ofertas de entradas y servicios preferentes en las competiciones.

La plataforma de marketing de la FIFA llega a millones de personas en más de 200 países de todo el mundo. Alcance que es impulsado por los socios comerciales de la Federación, a quienes se les permite adaptar su patrocinio según sus estrategias y necesidades de marketing. Esto les permite diferenciarse de la competencia y otros patrocinadores.

Actualmente, la FIFA tiene como socios a Coca-cola, Adidas, Wanda, Gazprom, Hyundai, Kia Motors, Qatar Airways y Visa. Además, cuenta con el patrocinio de las siguientes marcas para la Copa Mundial: Budweiser, Hisense, McDonalds, Mengniu y Vivo.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL