Los monederos electrónicos son un sistema de pago que tiene la finalidad de sustituir el dinero en efectivo, así como las tarjetas de crédito y débito.

Desde hace algunos años, la industria del retail ha adoptado el uso de dinero a través de los monederos electrónicos. Uno de sus usos es con fines de promoción. Sin embargo, dese la vista del consumidor los monederos electrónicos son un método seguro para realizar compras.

De acuerdo con el estudio Consumer Payment Preferences Us September 2017 de Mintel, los monederos son una forma de pago muy sencilla, principalmente, por su velocidad, precisión y seguridad.

Sin embargo, el reporte Payments Pulse Survey de Payments Canada, muestra los aspectos principales de las experiencias con monederos electrónicos que tuvieron los consumidores canadienses, a partir de abril de 2017. Los resultados muestran que el 51 por ciento de los encuestados no pudieron realizar un pago con su monedero electrónico o que la opción no estaba disponible.

Entre los principales inconvenientes se encuentran:

  • No se pudo realizar un pago con éxito con el monedero electrónico / la opción no estaba disponible – 51%
  • Tener que tener la aplicación para comprar – 45%
  • El monedero electrónico no puede completar el pago – 22%
  • Gestión del monedero electrónico – 11%.

Por otro lado, Statista Survey Industry Reports 2017, presenta la proporción de consumidores en línea en Estados Unidos que usan monederos electrónicos. De acuerdo con una encuesta realizada en mayo de 2017, el 17 por ciento de los encuestados afirmó que usaban monederos electrónicos; mientras que el 21 por ciento dijo no usar el método de pago, pero señalaron que probablemente lo harían.

Estimaciones de Worldpay señalan que los pagos a través de monederos electrónicos representaron el 36 por ciento del volumen de transacciones en línea en todo el mundo en 2018.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL