• El valor de los productos en México con un etiquetado ético se incrementará hasta los 40.27 MMDD en 2020, de acuerdo con datos de Statista.

  • Las ventas globales de retail en todo el mundo llagarán a los 26.07 billones de dólares para este año, según eMarketer.

  • El labelling frontal tiene  la finalidad de combatir problemas de salud en México, como la obesidad, que se encuentra en el 38.4 por ciento de la población joven.

Una de las epidemias modernas en México es la obesidad. Según tatos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2018), este padecimiento se encontró en el 38.4 por ciento de la población joven del país, específicamente la que se encuentra ubicada en el rango de edad que oscila entre los 12 y los 19 años. Con la finalidad de hacerle frente, se ha lanzado la NOM 051, la cual busca implementar un etiquetado frontal a productos con altas cantidades de elementos que pueden generar esta enfermedad; sin embargo, muchos empresarios no han estado de acuerdo y decidieron imponer un amparo, el cual fue conseguido y anunciado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

A pesar de que el amparo fue otorgado por el Juez Séptimo de Distrito en Materia Administrativa desde el día 26 de febrero del presente año, fue hasta el domingo, primero de marzo, cuando, a través de su cuenta oficial de Twitter el CCE dio  a conocer la información, la cual supone la suspensión de la publicación de la NOM 051, centrada en el etiquetado frontal, en el Diario Oficial de la Nación.

La NOM 051 fue aplaudida por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) debido a la claridad y a la sencillez con la que se tendría que realizar el labelling; sin embargo, al parecer el CCE no está de acuerdo con esta medida, ya que el amparo impuesto fue impulsado con el argumento de que el etiquetado frontal no tiene un claro sustento en estudios científicos ni en estudios; por lo que el juez determinó que existía una duda razonable sobre la norma y su aprobación, así como también su respectiva transparencia.

Por su parte, el CCE comentó que se espera que la norma sea nuevamente escrita, pero que se tome en cuenta tanto la información científica que existe en el tema, como también se le permita a la empresas realizar una modificación del tamaño de las mismas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL