Sobe Adrenaline Rush, la marca de bebidas energéticas que se ha caracterizado por ser la preferida de los deportistas extremos, decidió sorprender a través de una campaña de marketing directo a los papás primerizos, pues aseguran que cuidar a un recién nacido es lo más extremo que hay.

Notas Relacionadas:
6 campañas de merca directa que te divertirán y harán reflexionar
Merca directa: AI crea velas con olor a gas lacrimógeno para recordar protestas
Cruz Roja lanza una brillante estrategia below the line que conjunta merca directa y mobile

Para ello recurrieron a las principales clínicas de maternidad de El Salvador en dónde preguntaron por las familias que habían tenido recientemente a un bebé. Una vez ubicadas las parejas, personal de la marca le hacía entrega al hombre de familia un “Turbo” Kit que consistía en todo lo necesario para el cuidad de su hijo, desde pañales hasta biberones y toallas para la hora del baño.

Dichos productos venían en una caja de herramientas que tenía tres compartimentos y en el último venía una dotación de la bebida de la marca para que así pudieran llenarse de energía y atender a us primogénito.

Esta acción below the line realizada por la agencia Apex BBO demuestra que una marca puede abarcar cualquier terreno siempre y cuando se haga con creatividad y con un buen storytelling.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL