Viene la primera edición del Hot Travel, un evento que representará grandes cantidades en la venta de servicios turísticos online. Por lo que muy seguramente, muchas de las marcas están invirtiendo grandes cantidades en la creación de estrategias, pero ¿realmente sabemos quién es el turista digital?

Aunque la industria del turismo puede parecer difícil de analizar, es posible partir de que, de todos los consumidores de viajes, el 87 por ciento es influenciado por Facebook para decidir cuál será su destino, por lo que ahí hay un canal principal que puede potencialmente, ser el escenario de múltiples propuestas.

Del mismo modo, los turistas se dejan estimular tanto por medio online como offline, considerando desde correos electrónicos y hasta los folletos que reciben en la calle. Estos viajeros, por su parte, se encargan de revisar tantos sitios web como sea posible, además de accionar búsqueda de comentarios y referencias con respecto a lugares y servicios.

Siendo así, el proceso de compra online de un viaje, puede tener como el paso 1, la inspiración, una razón por la que los usuarios deciden que hacer un viaje sería buena idea. Después viene la planificación, en la que el turista digital podría visitar hasta 38 diferentes sitios web para verificar cuál de todas las propuestas es la más conveniente. Por último está la compra, que solamente el 86 por ciento realiza en línea, mientras el resto decide concretarla al llegar al punto de venta.

Uno de los aspectos que también es preciso evaluar, es la experiencia que se produce durante el viaje, ya que al tener una buena experiencia, el consumidor decidirá compartir su testimonio. No obstante, si la experiencia es mala, el consumidor también se encargará de demeritar cada servicio que no hay cumplido con sus expectativas.

Te sugerimos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL