A inicios de octubre de este año, la Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley General de Salud mediante la cual se avalo un nuevo etiquetado frontal para productos industrializados, en las categorías de alimentos y bebidas, mismo que ahora debe advertir sobre los niveles de grasa, calorías, sodio y azúcares que contiene.

Si bien algunas empresas ya han manifestado su apoyo y colaboración para hacer más funcional el etiquetado, a fin de que cumpla con las características solicitadas, hay otras compañías de las mismas industrias mencionadas que han manifestado su preocupación ante esta medida.

De acuerdo con especialistas de la consultora Ernst & Young (EY), consultados por el medio Forbes, la regulación aprobada el pasado 1 de octubre engloba múltiples que podrían resultar complicados de atender, tales como el portafolio de productos, además de implicaciones legales y de negocio debido a una reconversión en cada producto.

Según Gilberto Lozano, socio de EY el futuro de varias empresas depende de qué tan bien se adapten a las necesidades de los consumidores, algo que no solo implica una cuestión de política pública, sino más bien de las tendencias de consumo a nivel mundial, además de haber señalado que la industria de alimentos esta pasando por una serie de cambios tecnológicos, muchos de ellos como respuesta ante una demanda de productos más naturales o de origen vegetal. Solo el yogurt de este tipo aumentó sus ventas en un 47 por ciento; mientras que las bebidas saludables en un 24 por ciento, por mencionar algunos.

Antes de la aprobación del nuevo etiquetado frontal, empresas refresqueras manifestaron comunicaron que el alza en un impuesto, derivado de la propuesta del paquete económico 2020, solo era una afectación para los consumidores, dado que el consumo de estas bebidas no había disminuido, pese a que ya tenían un impuesto mayor, por lo que atribuyeron a que se trataba de un tema más sobre el etiquetado.

Puedes consultar: Aprueban diputados reforma a etiquetado frontal de alimentos y bebidas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL