Promover la adopción de perros abandonados se ha vuelto algo monótono ya que las agencias ponen a los canes con la cara más triste que pueden o en situaciones muy deprimentes, sin embargo la Sociedad Protectora y Compasiva por los Animales (SPCA) de Nueva Zelanda decidió ir más allá y demostrar que todos los perros son inteligentes y capaces de hacer cualquier cosa, incluso manejar.

Junto con la agencia DraftFCB y la marca de autos Mini, SPCA entrenó a tres perros Monty, Porter y Ginny para que aprendieran nuevos trucos que les ayudaría manejar uno de estos vehículos.

“Nuestros perros pueden ser un grupo heterogéneo, pero todos son inteligentes y todos son amables”, destaca la sociedad protectora que con esta campaña de marketing social busca mejorar la vida de cientos de perros que fueron abandonados y que buscan un hogar amoroso.

Te dejamos esta acción below the line que debería replicarse en todo el mundo:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL