Promocionar un evento cultural no es cosa sencilla y más si se trata sobre música clásica, pues el reto es acercar a las nuevas generaciones y hacerles atractivo este tipo de acciones, por ello el Budapest Festival Orchestra decidió apoyarse del below the line para cautivar a un nuevo público.

Junto con la agencia Isobar y la compañía telefónica Hungarian Telekom, el festival decidió llamar la atención de los jóvenes utilizando un objeto indispensable para ellos: el celular.

Por ello crearon un mupi interactivo que contenía toda una orquesta en su interior, por lo que los jóvenes tenían que descargar la aplicación del festival para poder dirigir a todos los músicos y como recompensa recibían una entrada gratis para el próximo concierto.

Te dejamos esta acción de marketing promocional que sin duda es una manera creativa de acerar la cultura a las nuevas generaciones (y no tan nuevas):

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL