La navegación en Internet es una de las actividades más cotidianas hoy en día, tanto que según la Asociación de Internet y el INFOTEC, un internauta mexicano suele pasar en la red hasta 8 horas y 12 minutos diariamente.

Al estar frente a un dispositivo móvil o computadora durante periodos largos de tiempo, ya sea de manera intermitente o sin interrupciones, una persona está expuesta a un sin fin de contenido, mucho del cual suele verse, en primera instancia, a través de una red social.

Lo anterior sucede no solo por el dinamismo que presentan este tipo de plataformas, sino también por la familiaridad y gusto que el usuario muestra por ellas.

De acuerdo con IAB México, en 2018 las aplicaciones de rede sociales fueron las utilizadas, seguidas de las de correo electrónico y chats, además de que un internauta en el país asegura tener hasta 4 cuentas en dichas plataformas, en las cuales acostumbra pasar 2.2 horas del total de su tiempo conectado al día.

Acciones que pueden vulnerar el contenido en social media

Cuando las redes sociales son plataformas donde se pasan una gran parte de tiempo y donde además se consume la gran parte del contenido que se consulta todos los días, representa un medio de comunicación estratégico para las marcas que buscan llegar a su target a través de ellas, de ahí el creciente desarrollo de contenido que es difundido en Facebook, Instagram, Twitter y otras.

No obstante, hacer publicaciones sin una planeación, solo para hacerse presentes, no es la mejor opción; para ello es necesario que se genere una estrategia sólida que respalde el contenido y esa inversión realizada, realmente genere un ROI.

A continuación se enlistan algunos errores que, en términos de estructura y organización del contenido, pueden afectar esta acción de marketing en social media.

  • Errores ortográficos: es esencial que cada contenido acompañado con texto lleve una buena redacción, evitando así los errores ortográficos, de lo contrario podría denotar una falta de profesionalismo y calidad, además de que puede derivar en una serie de comentarios negativos hacia la marca.
  • Mala elección del formato: a pesar de que la imagen fija es del tipo de contenido más común en social media, es importante que no se dé por hecho esta situación para así elegir el formato más conveniente.
  • Carecer de un horario y fechas para cada publicación: al definir horarios de publicación, así como fechas en que saldrán será más sencillo mantener al público pendiente del siguiente contenido, además de mostrar una consistencia en la estrategia.
  • Contenidos poco profesionales: al haber una saturación en medios online, es importante que cada pieza de contenido vaya lo más cuidada y pulida posible, mostrando siempre información de valor al usuario, por lo que el trabajo en equipo con redactores, diseñadores, community managers, profesionales en SEO y las marcas es básico y necesario.
  • Publicaciones que no se dirigen al buyer person: ya que se tiene definido el público meta, el siguiente paso es definir qué contenido habrá de publicarse, esto basado en los insights, preferencias, gustos, comentarios y demás elementos para así tomar una decisión.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL