El machismo is in the air… 3 casos que lo evidencian

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Cuando escuchamos la palabra “machismo” inmediatamente nos remite al pasado, a las películas de Pedro Infante y Jorge Negrete, los estereotipos del “Mexicano macho y varonil”.

También nos remite a provincia, “donde las mujeres siguen siendo objetos, donde se siguen apostando esposas y minimizando el papel de la mujer en la sociedad”. O bien imaginamos un hombre golpeador, que desprecia a su esposa y la humilla llenándola de moretones.

Ok, eso también es machismo, pero a veces el machismo más peligroso es aquel que se asoma sutilmente en redes sociales, en la comunicación de una marca, en un meme, en un debate presidencial. Ese machismo que es actual y no es exclusivo de México, sino un cáncer global del cuál no nos hemos logrado librar (y tal vez tardemos siglos en hacerlo).

Si, el machismo is in the air, everywhere I look around.

Hay 3 casos recientes donde podemos encontrar este ingrediente:

1. #LadyCoralina

Está por demás recordar el caso, basta con recordar los encabezados en los medios (y las personas) que se prestaron a la lapidación pública de una mujer en pleno siglo 21: “Le puso el cuerno a su prometido”, “La despedida de soltera que se volvió viral y le costó la boda a la novia”, la “mala mujer”, la “zorra”, la “p+++”.

https://www.youtube.com/watch?v=qeDCiNeel8w

Las redes sociales son una fábrica de temas de conversación, muchos de ellos se convierten en memes y otros tantos en verdaderos fenómenos de comunicación y colaboración masiva.

Tristemente, casos como este ponen en evidencia nuestro atraso como sociedad, nuestra inclinación “natural” a defender al hombre y culpar a la mujer, hacerla menos, denigrarla públicamente como en los tiempos bíblicos, lapidarla por zorra.

2. Spot Yoplait (Tienes que brindar por ser mujer)

Una vez escuché de un afro americano decir: “Man, the white people doesn´t call themselves as brothers or sisters”. Una pieza que aborda el tema del empoderamiento femenino desde una perspectiva, en mi opinión, errónea.

https://www.youtube.com/watch?v=FG8C90HIvmM

Muchas marcas han optado por el escándalo para hacerse notar, pero no ese tipo de escándalo que provoca reflexión o cambios, sino ese escándalo que evidencia nuestro corto entendimiento sobre los verdaderos insights de la mujer actual.

No hablaré mucho de la pieza, solo diré que el mensaje es confuso, feministoide, no genera empatía ni siquiera con las mismas mujeres. Coloca a un grupo de mujeres en una situación estereotípicamente masculina (un bar) haciendo cosas que hacen los hombres en las historias de piratas (brindar y cantar) pregonando que hacen cosas “como sus esposos” y además ellas hacen la cena.

Desde mi óptica es una pieza que victimiza, que reúne a un grupo de mujeres en una especie de club donde se auto compadecen de su situación, del papel que les ha tocado jugar (con tanta dificultad) dentro de este mundo de hombres, cosa que la verdad no es motivo de celebración.

3. El debate Trump vs Clinton

Si, un debate presidencial de Estados Unidos también nos puede mostrar como el machismo no es exclusivo de Latinoamérica o los países “sub-desarrollados”.

Donald Trump atraviesa su peor momento como candidato presidencial, después de 3 debates (y una campaña vs su reputación por parte de Clinton) el candidato republicano ha caído hasta 10 puntos por debajo de su oponente demócrata.

Pero, ¿qué es lo que verdaderamente se ha evidenciado en los debates?

El equipo de Hillary Clinton ha encontrado en el machismo de Trump el arma perfecta para desprestigiarlo y hacerlo caer de la preferencia de los electores. Y no es nada difícil, el candidato republicano ha ido cayendo solo, basta con ver su lenguaje corporal y los ataques hacia Clinton por el simple hecho de ser mujer.

En el último debate, Trump aseguró que “Nadie cómo él respeta a la mujer” y acto seguido tachó a Clinton de “Nasty”, sucia. Ante los ojos de todo el mundo, Trump evidenció su nula diplomacia y tolerancia hacia la presencia de una mujer que lo supera en varios aspectos: Inteligencia, presencia, templanza, tolerancia, etc.

¿Qué podemos concluir?

Sin entrar mucho en detalles, estamos ante una realidad triste: El machismo no ha muerto.

El machismo aflora a la mínima provocación. Las redes sociales son el caldo de cultivo de conductas humanas primitivas, entre ellas el machismo, que se disfraza de meme o hashtag, de lista, de video, de conversación “inocente”, de spot “empoderando a la mujer”, de postura política, de triste realidad.
¿Qué podemos hacer como comunicadores vs el machismo?

No es tarea fácil, el machismo forma parte del ADN del ser humano, sin embargo como profesionales hay al menos 3 acciones concretas que podemos seguir para erradicarlo gradualmente:

1. No amplificando hashtags denigrantes.

Es común que como publicistas tengamos la tentación de subirnos a las conversaciones relevantes en redes sociales. Otros casos recientes con hashtags como #Lady100pesos o #LadyCajero exponían a mujeres y las ridiculizaban de manera flagrante, aún así hubieron marcas que se atrevieron a generar contenidos relativos a estos hashtags.

2. Escuchando a las mujeres.

Un ejercicio simple. Muchas de las piezas publicitarias dirigidas a mujeres son planeadas, escritas y ejecutadas por hombres. Muchas veces no se toma en consideración la opinión de las mujeres o no se testean las piezas correctamente para hacer check de efectividad en la entrega de un mensaje.

Es muy necesario monitorear conversaciones, hacer encuestas, involucrar a las mujeres en los procesos creativos de modo que nuestra comunicación integre su pensamiento y no lesione la integridad de su género.

Esto no significa que volvamos nuestros spots y contenidos “a prueba de feministas”, no, más bien que encontremos un equilibrio, que entreguemos mensajes que unan y no dividan, que inspiren y no violenten.

3. Practicando la igualdad.

Creo que el principal problema es que seguimos, inconscientemente, considerando a la mujer como “el sexo débil”, y esto, lejos de ser romántico, se convierte en una mentira que se cuenta mil veces hasta hacerse “verdad”.

Tratar los temas femeninos nos debería unir más, mejoraría nuestras estrategias de comunicación y transformaría nuestra manera de crear sin pensar en sexos.

Al final solo somos humanos.

Síganme en Twitter: http://www.twitter.com/eldecreativo

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.