En México, el mercado del comercio electrónico muestra signos de crecimiento y no solo por temas como la introducción de nuevos competidores, sino por el desarrollo que la población mexicana tiene día a día.

En 2017, se estima que 65.5 por ciento de la población tuvo acceso, lo que equivale a 85 millones de personas. De ellas, 32 por ciento ya ha hecho alguna compra por internet, según datos de Statista.

El informe “La economía digital y el inicio de una nueva era” de Endeavor México, señala que uno de los problemas del comercio electrónico en México es el bajo nivel de penetración bancaria. Según la fuente, se estima que 76 por ciento de la población mexicana no cuenta con servicios financieros básicos, lo cual hace más lejana la idea de la consolidación del comercio electrónico.

Por otro lado, David Rebolledo, director general de BestDay.com, en entrevista ha señalado que uno de los detonantes de la compañía en el mexicano mexicano en el último año se debió a ofrecer una buena experiencia de compra.

“Cuando hablamos de la experiencia de compra, significa certidumbre. Dar la confianza de que el uso de los datos es el correcto, que la tarjeta de crédito va a estar en un sitio seguro con todas las certificaciones, la velocidad del portal, y sobre todo que la información necesaria sea clara y a la mano. En nuestro caso, eso ha sido un determinante clave para incrementar la taza de conversión año tras año.

Todos sabemos que la velocidad del sitio es muy importante. Si un usuario está en su teléfono, hace una búsqueda en tu portal, y tarda doce segundos, el usuario se va. No importa quien seas. Si eres una empresa grande o pequeña. El usuario acaba de perder toda confianza porque diste una mala experiencia”, explicó.

Agregó que la penetración del comercio electrónico en México aún es baja. Pero señaló que es una buena señal, ya que representa una oportunidad para el crecimiento de empresas locales e internacionales en el mercado mexicano.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL