Hoy en día hasta los más pequeños de la casa, muy seguramente unos nativos digitales, tienen las capacidades necesarias para ingresar al buscador y ver cuantos contenidos quieran. En este contexto, la regulación de todos los contenidos, así como su acceso a ellos, ya no solo queda en manos de los padres de familia, sino también en manos de quienes los producen.

Al respecto, María Lizárraga Iriarte, titular de la Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales; señaló que el Instituto Federal de Comunicaciones (IFT) puede tener injerencia en los contenidos digitales que no cumplan con la ley, añadiendo que también es posible tomar medidas en caso de que los usuarios remitan alguna queja.

Así mismo, Lizárraga apuntó que si bien el IFT no puede orientar a las compañías sobre el contenido que van a crear, sí pueden decidir cuando éstos no cumplan con la ley y la constitución.

Los contenidos de la televisión abierta

Por otro lado, la titular reportó en el marco de la presentación del Informe de hábitos de consumo de medios de comunicación para jóvenes, que la mitad de los encuestados pertenece a la generación millennial; añadiendo que la opinión precisamente de estos adultos jóvenes, fue con respecto a la baja calidad con la que se crean los contenidos de la televisión abierta, señalando también que “tienen sesgos machistas”.

No obstante, de acuerdo con datos de El Financiero, la televisión abierta y restringida tienen una libertad programática que les permite transmitir lo que a los directivos de éstas convenga. Con relación a este hecho, Lizárraga comentó que se busca que el Derecho de las Audiencia logre obligar a los medios a cambiar sus contenidos, pues “los medios se deben a sus audiencias”.

Te sugerimos:

#MVS se mete por la puerta de atrás en la #Televisión Digital Abierta de la #CDMX

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL