En mi última columna hablé de los 12 deseos del BTL para el 2013, y en esta nueva aportación quisiera hacer referencia a mi deseo 10, el cuál cito: “Que el BTL se junte más con el Internet. Sin duda el internet es una excelente plataforma que no tiene que estar peleada con los BTL’s sino al contrario puede ser un excelente aliado.”

 

Más artículos de Félix Ríos:
Mis 12 deseos del BTL
Publicidad de chisme

Hago referencia a este deseo porque sin duda cada vez es más necesario generar estrategias de BTL que vayan de la mano con las bonitas bondades del Internet.

Los BTL tienen, o más bien tenían, dos limitantes fuertes: en primer lugar su alcance reducido, y en segundo, su limitante geográfica. Entonces llegó el Internet, casi como remedio mágico sacado de un infomercial, y con él, llegaron las redes sociales, y con ellas, se abrieron muchos canales de propagación y conservación de materiales, y precisamente estas dos últimas características son las que hoy están ayudando a que los efectos del BTL lleguen a más personas y crucen fronteras.

Como ejemplo pongo un video reciente de Coca Cola que anda circulando por las redes sociales:

“Paquenodigan” que siempre estoy del lado de Coca Cola y que hasta parece que les voy a pedir chamba, con este ejemplo me gustaría tratar de evidenciar el cómo Coca Cola supo encontrar el potencial de las redes sociales para este BTL. En primer lugar, pues suena muy bonito que nos regalen dinero, pero cuánto dinero habrá regalado este cajero, no sería medio excesivo e incontrolable gastar 100 euros por cada curioso que se acercó al cajero. En segundo lugar, me parece sospechoso que entre el montonal de personas que supuestamente mandaron la evidencia de su buen uso del dinero, Coca Cola encontró videos infraganti de cuando pidieron el dinero en el cajero, incluyendo varias tomas de diferentes ángulos. Ojo, éstas son sospechas y no afirmaciones. Pues bueno, con estas dudas llego a la conclusión de que lo que quería Coca Cola era generar una buena experiencia BTL con su cajero, pero que también, quería evidenciarla de manera masiva ocupando varias herramientas del Internet como las redes sociales.

Cada vez se vuelven más comunes este tipo de actividades en el BTL porque pueden presentar muchos beneficios, además, la fórmula para lograrlo no es muy difícil:

Paso 1. Piensa en el BTL.
Paso 2. Piensa en su propagación en Internet.
Paso 3. Activa el BTL y no te frustre si su alcance no es masivo, Internet lo hará.
Paso 4. Pon la evidencia en Internet.
Paso 5. Disfrute de los beneficios y genere un nuevo BTL para regresar al paso 1 a la brevedad.

Estos pasos se oyen sencillos pero es claro que exigen de mucha estrategia y creatividad.

Espero que mi deseo se haga realidad para que internet se vuelva un aliado del BTL y no se utilice como fórmula mágica, porque sería muy triste ver en internet supuestas evidencias de lo impactante que fue un BTL, cuando en realidad ese impacto nunca se dio y más bien todo fue fingido, grabado y montado a la red. No cambiemos la gran experiencia que puede dar un BTL físico, por un alcance masivo en internet, al contrario, aprendamos a mezclarlos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL