En estos tiempos ya ha quedado clara la importancia del SEO (Search Engine Optimizatin, por sus siglas en inglés), una herramienta que se centra en los resultados de búsqueda orgánicos, es decir, los no pagados. El sitio 40 Fiebre define el SEO como una optimización en los motores de búsqueda como parte de un proceso que busca mejorar la visibilidad de un sitio web. Este recurso ha registrado múltiples cambios en los últimos años, pues las tendencias y los hábitos de consumo se renuevan día con día. Como parte de este cambio, el longtail se ha convertido en una estrategia complementaria en el uso de SEO, permitiendo escalar a la competencia en cuanto al posicionamiento de Google.

El longtail por su parte, se define como el conjunto de keywords de poco tráfico; conocido también como la “cola larga” que hace referencia a una larga lista de palabras clave, de acuerdo con datos de SEO Azul. Siendo así, esta herramienta aplicada al SEO, es capaz de aumentar el tráfico web y la interacción con los consumidores, ofreciendo además, lo siguientes beneficios:

Representa precisión:
El longtail se basa en trabajar con palabras clave más precisas considerando el tipo de contenido que se está compartiendo, con el fin de que los internautas encuentren fácilmente un sitio web en especifico.

Mejora el posicionamiento:
En conjunto con Google, el longtail permite mejorar el posicionamiento a través de las palabras clave. Mientras tanto, Google Instant, puede convertirse en una herramienta auxiliar, pues muestra resultados de búsqueda predeterminados, los cuales pueden usarse a favor para elegir una palabra clave en tendencia.

Incrementa las ventas:
Aunque hoy en día la búsqueda pagada es una de las estrategias a las que más se enfocan las inversiones, de acuerdo con datos de Statista; existe otras formas de mejorar el engagement de los sitios, tal como el longtail. Esto a su vez, logra que como efecto, las ventas registren un crecimiento significativo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL