Las organizaciones requieren una nueva forma de ser lideradas

Madián Morante / la mujer y la niña en la ciencia

La pandemia ha cambiado de manera abrupta la vida en todo el mundo. Desde el tablero geopolítico internacional, hasta las rutinas diarias de las personas. La realidad se ha visto sacudida en cada uno de sus planos.

Lo importante y lo urgente coinciden en la necesidad de repensar las organizaciones y de adaptarlas al nuevo escenario post-covid que tanto destaca en las conversaciones a lo largo y ancho del planeta.

Todos aceptamos que las cosas no volverán a ser lo que fueron, pues, nos encontramos en un entorno cambiante y por ello debemos estar preparados para las nuevas estructuras organizacionales, donde se tiene que reforzar el ADN de las compañías y ganar mayor confianza entre los stakeholders (grupos de interés).

En este sentido, el liderazgo que se requiera en los negocios para la próxima década debe estar basado en modelos sostenibles donde se busque el bien común, se deje a un lado el discurso para demostrar con hechos los beneficios al entorno, priorizando así, el trabajo en equipo y proponiendo un capitalismo más consciente.

Para que estos cambios se puedan ver reflejados a mediano y largo plazo, es importante que se empiece desde el tipo de liderazgo que se está ejerciendo en las organizaciones, por ello, para dar los primeros pasos los ajustes que se tendrían que hacer son los siguientes:   

  • El nuevo estilo de liderazgo requiere fortalecer sus relaciones con el talento, ya que los colaboradores son los primeros con los que se debe tener una relación cercana, debido a que son el lazo entre la compañía y el exterior, convirtiéndose en la primera referencia dentro y fuera de la organización.
  • La comunicación abierta es otro atributo que se debe considerar en un entorno de post pandemia, ante una sociedad más informada, es necesario ser más empático, transparente e innovadora. Este tipo de interacción permitirá mayor proximidad y accesibilidad, impulsando así la confianza y dejando a un lado la incertidumbre que a largo plazo aumenta la inestabilidad de los negocios.
  • El distanciamiento social se mantendrá y redefinirá la manera de trabajar en equipo de forma permanente, atender a nuestros clientes o compartir nuestra información, provocando que escenarios cotidianos se vean obligados a reinventarse. Por ello, la digitalización empresarial será indispensable, pero la ventaja competitiva de las organizaciones no dependerá de cuanto se invierta en tecnología, sino que resultarán ganadores aquellos que entiendan y atiendan las necesidades del capital humano a través de soluciones tecnológicas e innovadoras.

Estamos en el inicio de una nueva etapa en la que la humanidad presentará desafíos y necesidades muy distintas a las que estábamos acostumbrados en un entorno social y empresarial. Partiendo de esta premisa, es necesario hacer un análisis exhaustivo para tener claridad de cómo integrar las nuevas características de los líderes a esta nueva realidad.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.