Pagar casi 2 mil pesos por una gorra conmemorativa del Gran Premio de la F1 en la Ciudad de México, comprar boletos en primera clase para ir a los 15 años de Rubí y hasta una ranchería de San Luis Potosí, un relojazo de marca, una buena comida entre amigos que me cueste toda la quincena, celebrar el cumpleaños de mi perro o viajar a Disneylandia con todo y la suegra. Así somos los mexicanos.

Por una buena experiencia pagamos lo que cueste. No importa el valor, lo vale. No importa que me quede sin dinero para pagar la renta. Pago lo que vale la experiencia para mi experiencia.

Los mexicanos somos capaces de pagar mucho dinero por una buena experiencia offline. Claro, para después publicarla en nuestra vida digital online. Vale lo que cuesta. Siempre y cuando pueda documentarlo en mi vida digital, ¿por qué somos capaces de eso los mexicanos? ¿Por el placer de sólo vivir la experiencia? ¿Porqué somos un país repleto de tribus wannebes? Sí por mucho de estas cosas y más. Aquí hay un gran mercado emergente y dispuesto a crecer más y más, no importan ni el contexto, ni la incertidumbre, ni mucho menos las crisis. Pagaremos lo que sea necesario para vivir experiencias offline gratificantes y que puedan ser publicadas en línea.

¿Por qué gastamos tanto dinero los mexicanos por una buena experiencia offline?

  • Si nos gusta, vale lo que cuesta.
  • Tiene que ser gratificante y producir un placer que sea publicable o tan bueno que es un total secreto.
  • Tiene que darnos y ayudarnos a proyectar estatus.
  • Tiene que parecer más valioso de lo que cuesta en realidad.
  • Si es lícito, tiene que ser presumible.
  • Si acolchona nuestra autoestima, mejor aun.

En tiempos de incertidumbre y de apocalipsis seremos, con mayor razón, capaces de gastar hasta lo que no tenemos por vivir experiencias reales para nosotros. Muy atentas marcas y agentes de mercadotecnia.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anterior3 Tipos de Marketing Directo para potenciar tu marca
Artículo siguiente3 ventajas de usar BTL para promocionar tu marca
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.