Por: Fabián Ghirardelly
Twitter:@kwpfabian
email:
[email protected]

El otro dí­a, cuando llegue a una junta a las oficinas de un cliente, estaban platicando sobre “si el fin estaba cerca y que serí­a algo que nos afectarí­a a todos”. Estaba tratando de entender de qué hablaban, ¿será del fin del mundo o el final del sexenio? Cuando directamente me preguntaron qué opinaba, creo que vieron mi cara de desconcierto y entre risas me contaron que hablaban sobre el fin de la “tiendita de la esquina“. No es la primera vez que alguien me plantea este tema.

Más de Fabián Ghirardelly:
Experiencia de Compra, el desafí­o del Retail
Tengo el numerito

Con la apertura de tantos nuevos autoservicios ¿se van acabar las tienditas? Era más que un tema de discusión, era una profunda preocupación para un fabricante de productos de consumo masivo.

Bueno, una vez más, “tengo el numerito”. Quiero compartirles primero los “grandes números” detrás de la tiendita de la esquina. Partimos con el hecho de que todo el mundo compra en este canal tradicional en el año, realmente pocos canales tienen este alcance. No hay hogar mexicano que no haya visitado una tiendita en un año.  Y además vamos super frecuentemente: cada dí­a y medio; es decir, vamos 210 veces a la tiendita al año.

Pero ¿cómo logra este canal esta dinámica? Bueno, hay varias buenas razones para recibir tantas visitas, por ejemplo: la cercaní­a del canal, la presencia de categorí­as “anclas” en el canal y los tickets bajos asociados al canal.

De hecho, hemos identificado 4 tipos de viajes de compra al punto de venta: De Despensa que es cuando compramos muchas categorí­as, en el autoservicio principalmente, y suele ser cada 15 dí­as. Cuando vamos también a estos canales modernos pero por un menor número de artí­culos porque sólo necesitamos reponer algunos, le llamamos: De Reposición.

Para los mexicanos, la mayor parte de su gasto se realiza en canales que no implican desplazarse tanto, por ejemplo, los viajes de Proximidad que son cuando vamos sólo por algunas categorí­as a canales más cercanos o el de Consumo Inmediato (ambos muy ligados a la tiendita). En Consumo Inmediato destaca la compra de algunas categorí­as que pasan a ser básicas para el consumo de un hogar mexicano: refrescos, leche y tortillas.

En México hay muchí­simas compras asociadas sólo a una de estas tres categorí­as y éstas explican básicamente todas las compras de Consumo Inmediato. $4 de cada $10 pesos que gasta un hogar los deja en la tiendita (más que en el autoservicio) y muchas de estas compras son de Consumo Inmediato y Proximidad.

Otras razones por las que las tienditas no se acabarán es por la experiencia de compra que ofrecen, la atención es más rápida y el trato directo con el tendero que muchas veces conocemos de toda la vida.

Con estos numeritos tranquilicé mucho a este cliente contando que es un mito que la tiendita desaparezca en los próximos años y que seguirán entre nosotros por mucho tiempo (aunque seguramente lo del “infinito y más allᔝ pueda ser “un poco” exagerado)

Compárteme tu tema de interés para conocer el numerito que hay detrás.

*Fabián es director en Kantar Worldpanel México, agencia de investigación de mercados especializada en paneles de hogares.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL