La Pandemia Retos y Oportunidades para el Comercio . . .

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Daniel Rodríguez / Comercio

No cabe duda que el 2021 nos trajo grandes sorpresas (ojo, una sorpresa no necesariamente es positiva) en todos los aspectos. Creo que hablo por muchos cuando digo que nadie nos esperábamos estar medio año en confinamiento después de haberlo estado por más de 9 meses en el 2020. También nos trajo una vacuna (más bien varias) para hacerle frente al virus. Pero también nos representó desafíos y retos además de grandes oportunidades en el consumo de mercancías en todo el mundo.

Una de esas grandes oportunidades es el cambio en los hábitos de consumo y el crecimiento que ha tenido el comercio electrónico. Diversos estudios realizados por varias empresas consultoras hablan acerca de esto. Por ejemplo: el estudio de comercio electrónico en México del Reporte 4.0 de AMVO (Asociación Mexicana de Venta Online) habla sobre que más del 50% de los ecommerce habrá cuando menos duplicado sus ventas.

Comercio

  Adicionalmente, el estudio “Perspectivas de consumo para el cierre del 2021” de EY – Parthenon mostró que “durante la temporada de vacaciones de fin de año 2020, las farmacias y tiendas de comestibles tuvieron un repunte en la recepción de visitantes, el cual ha ido en constante incremento durante este año, alcanzando más del 20% por encima de los meses prepandemia. Por otra parte, el comercio minorista y de recreación ha tenido un crecimiento continuo, alcanzando los niveles prepandemia justo a tiempo para el comienzo de la temporada alta de noviembre y diciembre.” El problema estuvo cuando las tiendas no estaban preparadas para esta situación. Durante mis compras navideñas visité varias tiendas donde el común denominador fue la falta de mercancía en los aparadores. Esta situación se presentó desde tiendas de autoservicio hasta departamentales, y al comentar sobre los motivos con los dependientes mencionaron que no esperaban que el volumen de ventas fuese a alcanzar y menos aún superar los niveles prepandemia.

Y como resultado, de acuerdo a una encuesta de Signifyd y Adobe, se prevé que las ventas de comercio electrónico en México oscilen entre 30 y 40 por ciento. Christian León, Director regional de Signifyd para América Latina, en el análisis “Las tendencias de e-commerce en retail para 2022. ¿En dónde están las oportunidades para México?” menciona que “estamos viviendo una época sumamente retadora e importante para el comercio en México, donde los negocios que estén dispuestos a cambiar y adaptarse a las últimas tendencias de comercio en línea no sólo serán quienes sobrevivan, sino quienes alcancen el éxito”.

Ahora bien, el crecimiento del comercio electrónico es originado por varios factores, entre muchos de ellos:

  • Facilita y favorece el distanciamiento social: no es necesario ir a las tiendas físicas, las empresas están garantizando entregas seguras.
  • Es más barato para las empresas: está liberando el costo de tener múltiples espacios físicos para mantener las mercancías aunque el costo de los envíos se vea acrecentado.
  • Resulta ser más llamativo para los consumidores: es mucho más variada la oferta – catálogos extendidos que generalmente en las tiendas físicas no ofrecen por la baja rotación del artículo o el alto costo del mismo, por ejemplo.
  • Tiene múltiples modalidades: que van desde el comercio electrónico a través de marketplaces o social commerce – venta a través de redes sociales como Facebook e Instagram – más allá de las tradicionales ventas directas en las páginas web de los comercios.
  • Se convierte en una oportunidad para negocios de cualquier tamaño: ¿han escuchado acerca de las dark kitchens y las dark stores, empresas que no cuentan con instalaciones físicas de atención al público?
  • Es posible incursionar en cualquier mercado del mundo: la facilidad del mundo virtual así como los envíos a cualquier parte del mundo, por ejemplo, una empresa mexicana de fajas post operatorias – tanto parto como cirugía plástica – hace ventas a través de su página a cualquier parte del mundo.

Y es por eso que Daniel del Palacio, head de Marketing para Adobe Hispanoamérica, menciona que “mejorar la experiencia del cliente en todos sus canales de venta, incluidas sus plataformas en línea, para atraer nuevos compradores e incitar el regreso de los clientes leales, debe ser una prioridad durante todo el customer journey”.

Pero definitivamente uno de los grandes retos para las empresas, tanto las de comercio electrónico como las de comercio físico son las complicaciones logísticas. Desde hace varios meses, OEC Group – una de las principales empresas de logística y transporte de mercancías NVOCC (Non Vessel Operating Common Carrier) con sede en Taiwan y oficinas en Nueva York, así como sucursales en Asia, América del Norte y Europa – ha venido anunciando en sus boletines semanales la gran congestión en distintos puertos de Norte América y que obligó en un momento a puertos de Los Ángeles y Long Beach a cobrar multas diarias por retraso en la descarga de las mercancías así como también informó desde julio – agosto una gran congestión ocasionada por la anticipación de los retailers para la mercancía de la temporada decembrina.

De acuerdo a un estudio de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) el problema es que “desde la irrupción de la pandemia, las cadenas de suministro han sufrido disrupciones, como congestiones en las terminales portuarias, falta de contenedores para la carga de mercaderías, escasez de bodegas marítimas y fluviales, y cortes de aprovisionamiento desde las fuentes habituales”, lo que, de acuerdo a El Universal, “inquieta a la industria mexicana por el impacto que la problemática de la cadena de suministro tiene en aumentos de costos de producción, al frenar las cadenas de proveeduría de una diversidad de productos”.

La Concamin (Confederación de Cámaras Industriales) afirmó que ya hay un impacto en los precios al productor lo que repercute directamente al consumidor final. Y cómo no lo sería si “el promedio de precios de un flete a escala mundial en 2019 fue de mil 457 dólares por unidad equivalente a 40 pies, tarifa que en 2020 sobrepasó 2 mil dólares, y en octubre pasado llegó a 10 mil 361 dólares”. Entonces queda pendiente para TODOS la tarea de resolver los conflictos logísticos actuales y que probablemente se vean aún más complicados con la llegada de ómicron.

 

Otras notas que también te pueden interesar:

Una mirada al futuro del comercio retail

Cuatro estrategias cruciales para el éxito en el comercio electrónico

¿Qué impide el éxito del comercio electrónico?

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.