La mercadotecnia y los desafíos digitales que vienen

1239

A partir de 2017 el mundo ya no será el mismo. Es el momento de limpiar la casa, de ordenar los cuartos, de estructurar lo que sirve y desechar lo que ya no servirá más, de encontrar lo valioso entre lo obsoleto.

Si atendemos la coyuntura actual –a nivel local, regional y global–, algunos temas y tendencias ya no servirán de mucho. El cambio es inevitable y contundente. Los intereses económicos, comerciales y de consumo darán un giro impresionante. La incertidumbre regirá.

Por ello, es clave que las marcas, las personas y las organizaciones cambien de adentro hacia fuera, establezcan un nuevo discurso y busquen en sí mismas lo que vale la pena decir, cómo decirlo, cuándo decirlo y por qué decirlo.

Muchos fenómenos sociales, antropológicos y culturales están teniendo lugar en nuestro mundo. Dentro de este contexto, la contracultura se está convirtiendo en un mensaje y en una alternativa poderosa, con cambios de formato entre marcas y clientes.

¿Por qué? Porque existe una falta de credibilidad y una suerte de nihilismo a nivel mundial. Ya nadie cree realmente en nada. Por supuesto, las religiones se están diluyendo y perdiendo seguidores, y ello sin contar el surgimiento de grupos como el Estado Islámico (ISIS), que aquí entre nos –y como teoría de la conspiración– no sé si realmente exista o sea solo una válvula de escape o una campaña de marketing contra cultural muy exitosa para los que no se sienten alineados.

El mundo está atravesando por un cambio radical de pensamiento, lo mismo por lo que se piensa que por cómo se piensa. Y como parte de esta descomposición del pensamiento humano, la vida digital es, al mismo tiempo, un medio y un catalizador. Es un espejo de lo malo y perversos que podemos ser, de la banalidad y la bondad del ser humano.

¿De qué te sirve saber esto para aplicarlo a la Mercadotecnia? Debes ser consciente de la importancia de ir con la marea y no en contra de ella. Remar a contracorriente te quita energía, te desgasta y te hace perder el rumbo. Sigue a tu sensibilidad en relación con el mercado y ve con la marea.

Utiliza la contracultura para darle a tu marca una imagen cool y relajada, y hazlo de forma más bien casual. Además, confiérele a tu marca un carácter de luz y sombra, como cualquier ser humano, que tiene su lado oscuro y su lado luminoso.

Disfruta ser contra cultural, ir en contra de lo establecido. Esto se traducirá en diferenciación, movilidad y valor de marca.

Confiérele a tu marca un carácter de luz y sombra, como cualquier ser humano, que tiene su lado oscuro y su lado luminoso.

Contracultura y Mercadotecnia

¿Por qué?, ¿por qué soy así?… Estas preguntas llegaron a mi mente en varias ocasiones. Hoy me doy cuenta del porqué. La contracultura es un fenómeno habitual en el ser humano. Muchas veces llega en la adolescencia y se va, mientras que otras veces se queda para toda la vida, como es mi caso. ¿Algunos signos de la contracultura? Rechazo a la autoridad, búsqueda de identidad y desafío a lo establecido y lo alineado. Es algo más humano y normal de lo que parece.

Los fenómenos contraculturales detonan tendencias, sacuden, actualizan y renuevan la cultura de las sociedades.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorRetail: 5 noticias para iniciar el jueves bien informado
Artículo siguiente¿Cómo armar un buen catálogo de productos en una tienda online?
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.