El punto de venta es un sitio vital para los productos comestibles. Por tal motivo, las marcas destinan parte de su presupuesto a estrategias de comunicación que impacten al consumidor a través de información relevante.

De acuerdo con el Departamento de Investigación de InformaBTL, la inversión destinada a punto de venta fue de 5 mil 574 millones de pesos en 2016. Este dato es importante, ya que nos muestra que la preocupación por las marcas por ejecutar estrategias creativas que permitan dar salida al inventario que está disponible para la venta.

La implementación de estrategias que permitan aumentar la participación de un producto en el anaquel cada vez están cobrando una mayor importancia. Esto permite a las marcas contar con una mayor visibilidad a través de estrategias BTL como material POP para comunicar promociones u otra información relevante.

Datos de Storecheck señalan que, más del 70 por ciento de las decisiones de compra se toman en el punto de venta. Por tanto, conocer la disponibilidad de un producto en el punto de venta es esencial para lograr objetivos como una mayor participación en la oferta de las tiendas, así como una mayor disponibilidad para el consumidor.

Según expertos, la disponibilidad de un determinado producto en el punto de venta aumenta sus probabilidades de venta. Cabe señalar que, uno de los motivos de compra de un consumidor se basa en aspectos como el surtido de una marca.

Por tanto, una marca que desee destacar en el punto de venta debe aumentar significativamente su posición en el punto de venta a través de estrategias BTL como activaciones o promociones pero comunicando su oferta a través de material POP para ser más relevante al consumidor.

En definitiva, los consumidores se sentirán más satisfechos al encontrar la marca y el producto que desean en el anaquel, y el camino para dominarlo está en evitar el agotamiento del producto en el retailer, estado o región.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL