Ciudad de México.- La semana pasada hablamos sobre la guerra defensiva en marketing y esta vez tocaremos los aspectos más importantes a la hora atacar a la competencia, contemplando que las únicas que atacan son las marcas seguidoras.

Más notas relacionadas:
Los 3 principios de la guerra defensiva en Marketing
Las 4 estrategias del Marketing de Guerra

Las marcas seguidoras son aquellas que se encuentran justo debajo del líder en las primeras posiciones, es decir las firmas 2 y 3 de la industria, pues son quienes tienen mayores posibilidades de ocupar un nuevo liderato, pues normalmente los ataques van dirigidos al puntero.

A continuación los principios de la Guerra ofensiva:

1.- Conocer la fuerza opositora: identificar con precisión la potencia y resistencia de la marca líder. Es necesario saber que una fuerza que ataca debe ser mucho más fuerte que aquella que defiende.

2.- Hallar una debilidad: ya se había comentado que una lucha frontal contra el líder siempre será muy complicada, así que lo mejor es buscar aquellos segmentos del mercado que no sean bien atendidos y atacar; es aquí donde entra el tercer principio.

3.- Ataque especializado: para evitar un ataque directo que afecte más al atacante que al atacado es preciso centrar las acciones ofensivas en un punto específico, a un sólo producto por ejemplo, en lugar de a una gama completa. Este método permite lograr victorias parciales y evitar derrotas mayúsculas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL