Uno de los rasgos que diferencian al consumidor actual es la búsqueda de marcas que se ajusten a sus demandas, sobre todo en temas relacionados con  el cuidado del ambiente. 

La sustentabilidad es un factor que comienza a vincularse con una gran cantidad de marcas de retail y de consumo a nivel mundial. Hace algunos años atrás, las marcas “verdes” estaban relacionadas con ofertas que hacían ver sus productos de una manera “ecológica, ya que de esta manera se lograba crear una actividad económica favorable en la empresa.

Luego de algunos años, el concepto comenzó a relacionarse con una cuestión de responsabilidad social. La participación con organizaciones sin fines de lucro era un componente importante en la estrategia de marketing, y hoy por hoy, las marcas buscan agregar este valor para ser parte de un movimiento que enfrenta los problemas generados por la contaminación al medio ambiente.

En 2018, fue el año en que la tienda de moda, Adolfo Domínguez, lanzó la campaña “Sé más viejo”, la cual promovió la sostenibilidad en la moda, que dejó de lado uno de los axiomas más posicionados en la industria “lo último, lo nuevo o lo que acaba de salir”, para dar paso al pensamiento de los más sabios, con “mejor saber de estilo que de modas”.

Guess es otra marca que recién ha anunciado el plan que tiene para los próximos cinco años, y establece que pretende colocar al consumidor en el centro. Una de las claves en el plan para los próximos años es la integración de más canales de comunicación, con el propósito de dar un paso mayor hacia la omnicanalidad. Un factor que está haciendo a otras marcas de retail más competitivas. Asimismo, pretende aumentar sus ventas en 250 millones de dólares para 2025, esto a través de la integración de influencers para obtener un mayor mercado entre los consumidores más jóvenes. 

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL