Una de las ventajas que ofrece una tarjeta de débito, como método de pago, es que de esta manera hay que disponer de efectivo al momento de comprar un bien o servicio en línea, e incluso cuando se trata de un establecimiento.

No obstante, al adquirir cierto producto vía online, cargos extra a dichas tarjetas suele ser un problema recurrente, lo cual el cliente lo percibe hasta el momento en que revisa su estado de cuenta, y cuando llega el momento de hacer un reclamo por ello, en ocasiones no proceden, algo que ha influido en la desconfianza de los compradores que hasta el momento se mantienen exentos de compras digitales.

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), mostrados en su Estudio de Venta Online 2019, indican que 77 por ciento teme ser víctima de fraudes electrónicos, aunado a otro 73 por ciento que asegura sentir desconfianza al publicar sus datos en un sitio de e-commerce.

Para evitar que esta desconfianza continúe y que además la experiencia de compra y con el banco sea mucho más positiva y satisfactoria, en beneficio del cliente, BBVA anunció que aquellos cargos a tarjetas de débito que no sean reconocidos por sus clientes, o bien que no correspondan con compras realizadas, podrán ser reembolsados al momento en que sea notificado en la aplicación de la institución bancaria.

Este servicio ya se otorga a clientes con tarjetas de crédito, quienes se hacen acreedores a dicho reembolso, para luego averiguar porqué se suscitó el cargo, además de señalar que cerca de un 55 por ciento de los reclamos por cargos extra se han realizado vía aplicación móvil, del cuales un 90 por ciento han sido a su favor. Ante este escenario es como BBVA hace énfasis en que se utilice la app, dados los buenos resultados y practicidad que esto conlleva, tanto para el cliente como para el banco.

Tarjetas de crédito y débito, pagos que hacen más fácil la vida del consumidor

El Estudio de Métodos de Pago y Fraudes 2019 de la AMVO revela que para un 70 por ciento de los compradores en línea resulta fácil pagar con tarjetas de crédito o débito, algo que contrasta con lo que pudiera afirmar alguien que no suele adquirir vía Internet, pues para alguien que sí usa e-commerce, los depósitos, cheques y pagos por transferencia resultan complicados de llevar a cabo.

Algo que no debe perderse de vista es que, independientemente de las medidas implementadas para usuarios de tarjetas de débito, es que el nivel de bancarización debe impulsarse aún más. Cifras de Statista muestran que la carencia de un pago online es la segunda razón para no comprar por Internet en México.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL