Desde el nacimiento del e-commerce y su arribo a México, este canal de venta ha ido creciendo de manera importante.

Solo de 2015 a 2016, el valor de mercado del comercio electrónico en el país pasó de 257 a más de 329 mil millones de pesos, cifra que para el cierre de este año habrá de incrementar de forma considerable.

Así mismo la familiaridad con Internet, un menor escepticismo ante posibles fraudes y la conveniencia de este canal de venta, hicieron que este año 8 de cada 10 internautas en México hayan realizado compras en línea, según reporta la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Categorías como ropa, calzado y accesorios, electrónica y servicios como transporte y contenido on demand, han sido algunas de las categorías que mayores ventas han reportado, de acuerdo con la misma AMVO.

Diversidad en pagos, impulsor del e-commerce

A pesar de que las compras por Internet han ido en aumento en el país, y que ventas especiales como el Buen Fin, Hot Sale y Cyber Monday han impulsado significativamente el comercio electrónico, prevalecen varios retos en los cuales empresas involucradas en este canal deben trabajar, como es el caso de un bajo nivel de bancarización.

Y es que ante un alto porcentaje de mexicanos que no cuentan con tarjetas de crédito o débito, sus posibilidades de comprar en línea se reducen, al igual que su interés en el e-commerce. Por ello, es necesario que los retailers ofrezcan más variedad de métodos de pago y con ello las transacciones y ventas incrementen.

En este sentido, Linio propone las siguientes 5 formas de pago.

  • Tarjetas de débito o crédito: solo en 2017, el 55 por ciento de las transacciones en comercio electrónico se hicieron con este método de pago, según Banxico.
  • PayPal: éste brinda confianza a los clientes, además de permitir la compra en varios establecimientos desde una misma cuenta, además de que el año pasado fue la forma de pago digital más utilizada, de acuerdo con la AMVO.
  • Aliarse con tiendas de conveniencia: ante un nivel bajo de bancarización y hábitos de compra, tener puntos de venta para que se hagan pagos es una opción viable y necesaria.
  • Pago contra entrega: para los clientes especialmente inseguros o los que no cuentan con tarjetas bancarias, siempre es útil tener esta modalidad de pago.
  • Transferencia bancaria: puede ser más tardado, pero es confiable y seguro. El público agradecerá tener esta opción si ha tenido malas experiencias en el pasado. Para que no sea complicado, se deberá ser muy específico con los números de orden y los montos a pagar.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL