• Facebook es una las plataformas que más quedaron manchadas después de las elecciones de Estados Unidos.

  • Facebook anunció que removió algunas publicaciones de la campaña electoral de Donald Trump por usar símbolos nazis.

  • Según Mark Zuckerberg la plataforma evitará inferir en discursos políticos, pero seguirá con el cumplimiento de sus reglas contra contenidos de odio.

 

Facebook es una las plataformas que más quedaron manchadas después de las elecciones de Estados Unidos. Ahora la compañía se encuentra en un proceso para limpiar su imagen después del escándalo de Cambridge Analytica.

De momento la compañía radicalizó sus medidas de seguridad y según Andrew Bosworth, asesor de Mark Zuckerberg, los cambios en las reglas de la plataforma seguirán cambiando. Bajo este contexto esta tarde la relación entre Facebook y Donald Trump ha tomado nuevos tintes.

Facebook y la publicidad de campaña de Donald Trump

A inicio de año Andrew Bosworth publicó un texto en The New York Times donde aceptó que Facebook fue uno de los responsables por el triunfo de Trump. “Creo que la respuesta es sí, pero no por las razones que todos piensan”. Según el asesor Trump ganó porque llevó por delante la mejor campaña publicitaria digital, “que haya visto jamás”.

Sin embargo este jueves Facebook anunció que removió algunas publicaciones de la campaña electoral de Donald Trump, presidente electo de los Estados Unidos por tener símbolos nazis. De acuerdo a las declaraciones del director de reglamentos sobre ciberseguridad de la red social, Facebook no autoriza el uso de símbolos que representan organizaciones o ideologías de odios, a menos que dichos símbolos se usen para condenar.

“Eso es lo que vino en este caso con este anuncio y en cualquier lugar donde se use ese símbolo, tomaríamos las mismas acciones”, dijo el director frente al Congreso de Estados Unidos.

También puedes leer:

Motivos de censura

Esta decisión ha significado la creación de un acalorado debate entre círculos con diferentes sociales y qué es censura y qué no lo es, ha quedado en medio de opiniones. La publicación compartida por el presidente de Estados Unidos contiene un símbolo, un triangulo rojo invertido que era usado como una referencia a los activistas de izquierda capturados por los nazis.

Lo único declarado por Mark Zuckerberg es que la plataforma evitará inferir en discursos políticos. Pero que seguirá su cumplimiento de sus reglas contra contenidos de odio.

Facebook y sus problemas de reputación

La red social ha estado inmersa en varios escándalos por la publicidad política, después de que la plataforma reconociera que los políticos podían mentir en sus anuncios y seguir pagando por ellos para llegar a sus consumidores.

Justo es la publicidad política la que hizo que en años anteriores Facebook tuviera elevados ingresos. Pese a que el creador de la red social ha minimizado el hecho, para evitarse mayores problemas, lo cierto es que la empresa vendió aproximadamente más 400 millones de dólares en anuncios políticos.

Sin embargo, el engagement de la marca es tan fuerte que sus anunciantes no desaparecieron, a pesar que se atacó a su imagen. Lo que pasó fue todo lo contrario, de acuerdo a datos otorgados por la misma compañía, después del escándalo de Cambridge, los ingresos e inversores publicitarios aumentaron.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL