• Para enero del 2020, Facebook logró tener 2,449 millones de usuarios, mientras que Instagram tuvo mil millones y Twitter 340 millones, según We Are Social.

  • De acuerdo con datos de eMarketer, se estima que para este 2020 habrá 2.96 mil millones de usuarios en redes sociales.

  • Según datos de Statista, se estima que los usuarios activos de internet alcanzaron los 4.54 mil millones para este año.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el pasado 21 de marzo, los casos por coronavirus COVID19 en todo el mundo sumaron los 267,000. Ante esta situación, una de las medidas recomendadas para prevenir una mayor cantidad de contagios es el aislamiento social. Países como China, España, Italia, distintas naciones de Latinoamérica y varios entidades de los Estados Unidos han pedido a sus ciudadanos que permanezcan en sus casas. Ante esta situación, el consumo de contenidos por internet se ha incrementado considerablemente, de tal modo que plataformas como Amazon, Netflix, HBO GO e incluso redes sociales como Facebook e Instagram, incrementaron su tráfico por bytes.

Ante esta circunstancia, Thierry Breton, comisionado de la Unión Europea para el Mercado Interno y la Economía Digital, realizó una petición a las plataformas de streaming y de redes sociales para que redujeran su tráfico de bytes, para que internet no colapsara en el viejo continente, lo cual fue promovido a través del hashtag #SwitchToStandard. Frente a dicha solicitud, empresas como Netflix, Amazon, Facebook e Instagram decidieron tomar cartas en el asunto, de hecho, estas últimas dos firmas se unieron a dicha iniciativa.

Si bien es cierto que las empresas de telecomunicaciones en Europa consideran que pueden soportar con el aumento de tráfico de bytes, la petición realizada por el comunicado tiene como principal objetivo el prevenir que pase alguna afectación a la red, especialmente porque miles de personas se encuentran trabajando desde su domicilio. Para tratar de solucionar el problema, Facebook e Instagram comentaron que, con la finalidad de evitar la congestión informática, reducirán el tráfico de bytes de sus videos, tipo de contenido que ocupa dos terceras partes del flujo de datos fijos y móviles.

Si bien es cierto que Netflix fue la primera plataforma en reducir su tráfico un 25 por ciento al reducir la calidad de video, se han sumado ya plataformas como Disney+, YouTube, Amazon Prime Video y las redes sociales que pertenecen a Mark Zuckerberg.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL