El gasto del consumidor en Estados Unidos subió en julio por cuarto mes consecutivo ante una fuerte demanda por automóviles, lo que apunta a una aceleración del crecimiento económico que podría permitir que la Reserva Federal de este país, suba las tasas de interés este año. 

En ese sentido, Departamento de Comercio dijo en un comunicado que el gasto del consumidor, que responde por más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, subió un 0.3% el mes pasado tras una revisión al alza a 0.5% en el dato de junio.

Así pues, el gasto del consumidor parece haber mantenido parte del impulso que logró en el segundo trimestre, cuando creció a una tasa anual de 4.4%, la más veloz en casi dos años. El dato del gasto del consumidor de julio se suma a reportes de déficit comercial, producción industrial, pedidos de bienes duraderos y construcción residencial que apuntan a una aceleración del crecimiento económico a comienzos del tercer trimestre.

El índice de precios de gastos en consumo personal, excluyendo los volátiles componentes de energía y alimentos, avanzó un 0.1% tras una cifra similar en junio. En los 12 meses hasta julio, esa lectura subió un 1.6% y ha avanzado en el mismo margen desde marzo.

Cabe decir que el índice de precios de gastos en consumo personal subyacente es la medición preferida de inflación de la Reserva Federal y se ubica por debajo de la meta de dos por ciento. El mes pasado, el gasto del consumidor fue impulsado por un incremento de 1,6% en las compras de bienes manufacturados duraderos, como automóviles.

habitos de consumo

Fotos: Bigstockphoto

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL