De acuerdo con un análisis de la empresa de marketing NPD concluye que la demanda de bolsos con logos visibles va a la baja, los jóvenes piden que de alguna forma estos logos se quiten de bolsos de marcas como Hilfiger, Kenzo, Balenciaga o Versace.

Un tercio de las bolsas que se compraron en Estados Unidos los últimos 12 meses hasta junio de 2016 no tienen logo visible, según datos de NPD Group, esto se ha vuelto tendencia entre las generaciones y aumenta en compradores de la Generación Z (menores de 17 años), de igual forma con los millennials.

Por ejemplo, el caso de éxito de Mansur Gavriel, es una marca de bolsos independiente que ha puesto de manifiesto este fenómeno y que muestra el potencial de los pequeños al frente de los grandes gigantes del lujo.

Esta marca agota cada nueva colección de bolsos que cuelgan online en pocos minutos desde que lanzaron sus dos primeros modelos de líneas depuradas y en una atractiva paleta de colores, el nombre de la firma aparece escrito en letras minúsculas en la parte inferior de las piezas.

A esta marca le sigue Phoebe Philo al frente de Cèline como abanderada de la discreción o marcas como A.P.C, la preferida de los amantes de la buena moda que no quieren significarse.

¿Ir con los logos por delante ya no es tan nice como se pensaba, ya no da status ni elegancia?

bolsas, shopper, consumidor, compras

Fotos: Bistockphoto

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL