En la mayoría de los retailers hay artículos o mercancías que no están siendo utilizados actualmente, pero se espera poder exhibirlos en un futuro inmediato. Hablamos del stock de inventario. El stock de inventario son recursos que tienen un valor económico y que están pendientes de ser empleados en el proceso productivo.

En otras palabras, el stock se refiere a los artículos que permanecen almacenados en el retailer a la espera de una posterior utilización.

Algunos tipos de inventarios, pueden ser:

Inventarios de materias primas y componentes

Son aquellos materiales que se adquieren a proveedores y suministradores de los retailers para su incorporación al producto final.

Inventarios de suministros industriales

Son aquellos artículos que se almacenan para conseguir que el equipo productivo tenga un correcto y continuo funcionamiento.

Inventarios de productos terminado

Finalmente, encontramos a los productos listos para ser enviados al cliente que los adquiera.

Pero, ¿cómo evitar quiebres de Stock?

Los quiebres de Stock son aquellos daños económicos que disminuyen el índice de satisfacción del shopper. Asimismo, los artículos que están en oferta o promoción son los que tienen más concursos y, a la vez, de esta manera son menos susceptibles a los quiebres de Stock que los productos normales.

Por otro lado, ante una quiebra de Stock los consumidores reaccionan ante la siguiente manera:

Establecer prioridades

Es necesario clasificar los artículos en función del riesgo potencial que tengan en cuanto ventas perdidas.

Predicciones

Predecir las probabilidades que se produzcan quiebres de stock en el inventario mediante un sistema de analítica de gestión permitiría abastecer a tiempo el stock para evitar el problema.

Mediante objetivos

Se aplican cálculos utilizando pronósticos que permiten evitar pérdidas de alineación con la demanda real del mercado. Es decir, en el momento que se identifican estos cambios, se puede obtener una respuesta rápida para reorientrar o impulsar el cumplimiento de objetivos.

Reducir los quiebres de Stock debería ser una de las prioridades más relevantes para cualquier retailer porque implican un riesgo para la rentabilidad y viabilidad de una tienda.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL