Más allá de solo cuidar aspectos como la productividad y el desempeño que tenemos como colaboradores de una empresa, debemos procurar algunos aspectos de nuestro personal branding, ya que el manejo adecuado de este componente podría ayudarnos a impulsar nuestro crecimiento dentro de la compañía. Sin embargo, ¿cuáles son los principales puntos que debemos tomar en cuenta respecto a este tema. En las siguientes líneas abordaremos algunos de los aspectos más importantes sobre este asunto.

Uno de los principales aspectos que debemos procurar en términos de nuestro personal branding en el trabajo es nuestra presentación. Más allá de vestir ropa de marca o ir siempre formales (según sea el caso), es necesario estar prolijos y arreglados en todo momento. Parece algo bastante banal, pero en la frase que dice “como te ven, te tratan” hay algo de verdad.

Por supuesto, al momento de seleccionar nuestro atuendo para ir al trabajo es necesario prestar atención en el código de vestimenta que hay en la compañía. Si se trabaja en un banco, donde todos van formales, y se quiere ir casual, esto tendrá una repercusión negativa en nuestro personal branding.

Otro de los aspectos que hay que considerar al momento de trabajar con nuestro personal branding es nuestra formación. ¿A qué nos referimos con esto? Es importante complementar nuestra educación con cursos, talleres o grados académicos que nos permitan aportar un valor agregado a lo que hacemos y a lo que podemos aportar a la compañía.

Las adecuadas relaciones públicas dentro de la empresa son otro de los aspectos que pueden ayudarnos a construir una buena marca personal. ¿A qué nos referimos con esto? No tiene que ver con adular a otras personas del trabajo, sino más bien va alineado a mantener una relación cordial, profesional y amigable con las personas de nuestro entorno para mantener un buen ambiente de trabajo.

Puedes consultar: 10 medios sociales para impulsar el branding personal de un médico.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL