Más allá de las competencias, los eventos deportivos como los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) o el Mundial son actividades que ayudan a reforzar el branding y el posicionamiento de la marca país de una nación. La cantidad de premios que se llevan en cada actividad ayuda a mejorar la percepción con la que cuenta, adicionalmente, cabe destacar que si un país es es organizador de la contienda deportiva, puede generar una derrama económica importante, como es el caso de Rusia, que fue anfitrión del Mundial en 2018 y que recibió cerca de 1.5 millones de turistas para el evento, mientras que la derrama económica fue de cerca de 1.5 y 2 mil millones de dólares, según datos de las autoridades locales. Sin embargo, este país no podrá participar en la próxima edición de los Juegos Olímpicos, según anunció la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

¿En qué consisten las sanciones impuestas por la AMA a Rusia?

La AMA ha sancionado a Rusia con una prohibición de cuatro años, periodo en el cual no podrá participar en las las contiendas deportivas internacionales como los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el Mundial de Qatar 2022 y los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022. Es importante mencionar que tampoco podrá tener presencia en los juegos de la juventud o en los paralímpicos.

Sin embargo, la decisión tomada tomada por unanimidad por los 12 miembros del Comité Ejecutivo de la AMA le permite a los deportistas y a los representantes rusos el poder asistir a los eventos como competidores neutrales, siempre y cuando no tengan problemas con el sistema antidopaje para el periodo que comprende del 2011 al 2015.

En el caso de los eventos deportivos que se habían asignado a Rusia con anterioridad, tendrás que moverse de sede, como es el caso del Mundial de voleibol (el cual estaba preparado para el 2022) y o de la Universiada, aunque aún no se ha determinado si sí participará en la Eurocopa en 2020.

¿Por qué se dio la sanción de la AMA en Rusia?

El principal motivo por el cual la organización internacional decidió implementar la prohibición con Rusia se debe en gran medida a la manipulación de datos y entrega de resultados falsos que se hacía por parte del laboratorio de Moscú. Si embargo, no es la primera vez que hay problemas por el dopaje en el país europeo, sino que ya se habían registrado incidentes similares en 2014 y en 2011.

Entre dimes y diretes, las autoridades rusas acusan a Grigori Ródchenkov de haber destruido las pruebas biológicas con las que se hacían los análisis y que supuestamente solicitaba a los deportistas sobornos a cambio de modificar sus resultados, salió en 2015 de Rusia con la base de datos originales, quien llegó a Estados Unidos y fue ingresado en el sistema de protección a testigos. Dicha información es la que sirvió para fundamentar la medida tomada por la AMA.

¿De qué se pierde Rusia al no poder participar en los certámenes internacionales?

Centrémonos en la cuestión meramente financiera. De acuerdo con información de Riotur, se prevé que para los Juegos Olímpicos de 2016, la derrama económica fue de cerca de 1,800 MDD. Ya hemos mencionado al comienzo del texto cuánto ganó Rusia con la última edición del mundial en 2018. Con la prohibición implementada por la AMA en la que se explica que no podrá ser el anfitrión de eventos deportivos, el impacto importante que tiene la nación es el términos financieros. Esto, a su vez, tiene repercusiones negativas en el event marketing deportivo de dicha nación.

Otra de las consecuencias radica en la exposición de la marca país. Se estima que además de los 1.7 millones de turistas que se recibieron en Río 2016, se calculó que hubo cerca de 5 mil millones de espectadores en todo el mundo, mientras que el Mundial de 2018 llegó a tener las miradas de 3,572 millones de personas, según información de la FIFA.

Por lo normal, en eventos como los Juegos Olímpicos o el Mundial tienen mucha exposición y, en consecuencia, los países participantes también. Con la prohibición por parte de la AMA es posible que, al menos en términos de sports marketing, Rusia pierda posicionamiento.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL