La firma de inteligencia de marketing WARC calculó un gasto global en patrocinios deportivos este año de 48.4 mil millones de dólares en 2020, previo a la pandemia, lo que representa un aumento del 5 por ciento, en comparación con el año pasado, pero que está en riesgo ante el COVID-19. Sin embargo, giros inesperados como el del caso Tom Brady haciendo Eagle, podrían lograr la meta.

Esta tarde se realizó “The Match: Champions for Charity”, con las estrellas del golf Tiger Woods y Phil Mickelson, pero también con destacados deportistas ajenos al deporte: Peyton Manning y Tom Brady, todos parte de un juego del golf por una noble causa.

El club Medalist de Hobe Sound, Florida se visitó de gala para ayudar a los más necesitados durante la crisis provocada por el COVID-19. Este evento más que marketing social se suma a sports marketing con donaciones por parte de las marcas incluidas.

La firma organizadora del encuentro, Capital One, donará 10 millones de dólares, para ese fin y los aficionados también podrán aportar. Pero la compañía que arriesgó más dinero, y que ganó en reputación de marca, fue la empresa cervecera Michelob Ultra.

La cervecera anunció que donaría 25 millones de dólares si alguno de los jugadores conseguía un hoyo en uno y todas las moradas estaban en Tiger Woods, ganador de 15 “majors”.

Pero parece que Tom Brady hace todo bien, incluso en el golf, pues tuvo más de los momentos épicos que lo caracterizaron con los New England Patriots y fue el protagonista de un Eagle que fue confundido con un hoyo en uno, pero que en realidad no fue así. Esto no le quita mérito al complejo tiro, especialmente cuando llega de un jugador de futbol americano.

El nuevo quarterback de los Buccaneers de Tampa Bay se encontraba disputando el hoyo número siete, cuando de repente llegó lo inesperado y en su tercer tiro logró un disparo con el putt que logró la hazaña del Eagle.

Algo “malo” debía compensar tantos logros para Brady y poco después se rompió su pantalón, atrayendo más atención al torneo que fue tendencia durante el domingo, pero todo esto en conjunto sumó a la inversión en sports marketing, ya que Michelob Ultra no obtuvo el temido hoyo en uno, con el que iba a desembolsar 25 millones de dólares, pero a la par obtuvo innumerables menciones y mensajes de los consumidores en redes sociales debatiendo si fue Eagle, por lo que su inversión fue redituable.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL